All-Mexico: Selección Ideal Liga Mayor 2021

Los mejores de los 14 Grandes. Los mejores de la Conferencia Nacional. Ellos son la Selección All-México, la alineación ideal de la Liga Mayor 2021 de la ONEFA.

Alberto García Ramos / receptor

Nunca es mal momento para reconocer a los mejores jugadores del máximo nivel de fútbol americano en nuestro país.

Y es que aunque ya es el nuevo año, el fin de la temporada de la Liga Mayor no tiene ni un mes: fue apenas hace poco más de 15 días que culminó la actividad de los 14 Grandes, así como la Gran Final de la Conferencia Norte en la que los Lobos UAdeC vencieron 13-9 a los Borregos Querétaro.

Se fue el torneo reactivación, una temporada única por la condición de su realización dentro de la pandemia. Y en receptor, vamos a reconocer a los mejores jugadores de cada posición.

Para eso, traemos el equipo All-México, presentado en dos iteraciones: All-México de los 14 Grandes y All-México de la Conferencia Nacional, integrando tanto la Conferencia Norte como la Centro-Sur.

El reconocimiento es pleno y total para todos los jugadores que se dedican a hacer de este deporte su estilo de vida, compitiendo en la liga más importante de nuestro país, la ONEFA. Sin embargo, es parte de la competencia buscar ser el mejor, y ellos fueron los mejores de acuerdo a receptor.

RELACIONADO:

Un par de aclaraciones: no se trata de un 11 ideal ofensivo y defensivo. El fútbol es variado, y no hay un sólo estilo de jugarlo en ambos lados del balón: como hay equipos que aún se respaldan fuertemente en el juego terrestre, como hay equipos dedicados a lanzar, lanzar y lanzar. Del lado defensivo, desde las bases: 4-3 o 3-4 (inclusive 3-3 con más frecuencia en la actualidad). Es por eso que para el ataque, se cerraron los números a: un QB, dos RBs, cuatro receptores, cinco linieros ofensivos y un flex, un jugador que presenta versatilidad para ser corredor, receptor e inclusive regresador de patadas. En el lado defensivo, fue más sencillo: 4 linieros defensivos, 4 linebackers y 4 profundos. Además, cada equipo con su pateador y despejador.

Ellos son los integrantes del equipo All-México.

All-Mexico14 Grandes

Ofensa

No fue una decisión fácil para el mariscal de campo: Sebastián Hernández, de Borregos MTY, lideraba los 14 Grandes en yardas antes de lesionarse el hombro y perderse los últimos dos partidos de su equipo; Alejandro García, de Burros Blancos, terminó no sólo como uno de los mejores pasadores, también lideró la ONEFA en carreras de touchdown (9); inclusive Johan López, que lideró la conferencia en victorias (5) además de su ya conocida amenaza tanto por tierra como por aire, pieza fundamental para el ascenso de los Pumas Acatlán.

Pero Miguel Patiño terminó como el pasador más prolífico en yardas, touchdowns, porcentaje de completos y promedio de yardas por partido. Si bien Borregos Toluca tuvo dos difíciles derrotas (en Auténticos y Pumas CU), Patiño no flaqueó como pasador, además de que fue responsable de todos los touchdowns en la victoria de su equipo sobre Burros Blancos, la primera que los campeones defensores sufrieron. Todo esto, en su primer año como titular de la ofensiva que comandaba Max Lara.

Francisco Ornelas y Alejandro Téllez fueron indudablemente los dos corredores más sobresalientes: mientras que Ornelas compartía backfield y aún así se quedó con el liderato, Téllez fue el punto más brillante para la temporada ofensiva de los Borregos Guadalajara. El corredor más usado del 2021 (68 acarreos, la mayor cantidad de toda la ONEFA), de todos modos promedió casi 5 yardas por carrera; por algo los tapatíos no dejaban de darle la bola.

Eduardo Ortega con la triple corona: mejor en recepciones, yardas y touchdowns. Mauricio Santos fácilmente es el novato del año: su primera temporada en el máximo circuito e inmediatamente se colocó como el receptor predilecto de Sebastián Hernández. Pobres los perímetros que tienen que plantear su juego alrededor del receptor de 1.90 metros y una velocidad impresionante. Hablando de velocidad: Héctor Rodríguez, quien comenzó de manera discreta, pero una vez que Víctor Patiño se asentó al mando de la ofensiva Lince, Rodríguez retomó el rol que tantos años representó para Johan López: el arma profunda. La velocidad para superar la marca, amasando 18.33 yardas por recepción, la tercera mejor cifra de los 14 Grandes, y por supuesto, la tercera mayor cantidad tanto de recepciones como de yardas. Por último: Pedro Banda, quien como Santos, luce como ala cerrada, pero dejó en claro que su rol es en la profundidad. Sobre todo, Banda fue crucial en momentos cúspide: sus touchdowns contra Toluca para marcar la diferencia; contra Pumas para montar la remontada, y contra Burros Blancos en un partido sumamente cerrado. En el Flex, Macías lo hacía todo para los Borregos CEM, y el veterano y uno de los capitanes de los lanudos mexiquenses demostraba esa versatilidad semana a semana como acarreador, receptor y regresador.

La línea ofensiva, usualmente los héroes “anónimos”, pero que aquí reciben su reconocimiento: empezando por Steven Zambrano y Luis García, miembros de la unidad más grande del país, la trinchera de los Borregos Monterrey. Zambrano se caracteriza por ser el lead blocker especialmente en dos situaciones: cuando los Borregos hacen uso de un play-action rolado en el que el QB abandona la bolsa, pero acompañado de su enorme guardia; y en el paquete wildcat, con Julio Covarrubias como QB, Zambrano deja su posición de guard y se coloca como ala cerrada, estableciendo que la carrera irá detrás de él. Mientras tanto, García, de 2 metros de estatura, es el encargado de cubrir el filo de la línea; con todo ese tamaño pero además una agilidad descomunal, se dedica a comerse a los pass rushers que quieran acercarse a quien sea el QB regio. En el mismo norte: Luis Moreno y Johan Vázquez, pilares para el renacimiento de los Auténticos en los primeros planos. El tacle izquierdo y centro han compartido su crecimiento dentro de la UANL durante años, y ésta fue la última obra demoledora particularmente de Vázquez, quien ya se despide de la Liga Mayor tras una laureada carrera como seleccionado U19, Tazón Azteca y por supuesto, el título con Tigres en 2018. Redondeando esta unidad: Saúl Zanatta, el gigante ex toluqueño hoy acatleco. Zanatta fue una de las piezas fundamentales para que los Pumas Acatlán dieran el giro que dieron en comparación de 2019 al presente. Al seguir a su HC Horacio García, Zanatta era la pieza más grande de una línea ofensiva que abrió los huecos a Ornelas, Mauricio Gómez y el propio QB Johan López. La identidad en 2021 de los Pumas Acatlán fue terrestre, y Zanatta fue de las razones principales para esto.

All-México 14 Grandes

Defensa

Buena suerte intentando lanzar la bola contra estos cuatro frontales: los cuatro mejores en sacks en la temporada 2021. Pero no sólo es la capacidad de presionar al QB: particularmente Soto y el veterano Ceniceros hacen lo propio cerrando los huecos, tacleando detrás de la línea de scrimmage o forzando que la carrera rebote lateralmente para que la asistencia de los linebackers llegue. La juventud destaca en esta unidad, mientras que Ceniceros ya se despide de la Liga Mayor, Soto, Sánchez y Cortés todos tienen 22 años o menos, por lo que, si así lo deciden, serán por lo menos 3 años más que los esquemas ofensivos aéreos de sus rivales tengan que poner toda la atención a dónde están ubicados en la línea.

La unidad de linebackers se basa en versatilidad: Miguel García no sólo fue líder tacleador de la Conferencia, además se anotó 6 sacks para terminar en el Top 5 de esa estadística; Martínez y Cajiga son un terror para las trayectorias cruzadas, ya que si Martínez permite el pase completo, un violento golpe es lo que espera a los receptores que crucen la zona: los instintos defensivos de este linebacker son como pocos; mientras que Cajiga ya es sabido por sus excelentes manos y velocidad después de la intercepción, de la mano de que en todos sus años en Liga Mayor ha terminado en el Top 10 de tacleadores. Por último, el nuevo Capitán Puma: la unidad de linebackers fue la fortaleza de la defensiva en Pumas CU y ésta a su vez fue comandada por el menor de la dinastía Pareyón. En promedio de tacleadas por partido, el nuevo capitán fue el mejor, pero además no es raro verlo variando su rol: presionando al QB o acechando en el juego aéreo.

Esa misma variedad predomina en los profundos: Yael Bonilla y Edgar Ortiz hacen de todo para su defensiva, y si bien su énfasis es en cuidar la profundidad, especialmente Bonilla puede reventar a cualquiera. El impacto de este safety se sintió posiblemente cuando más hizo falta: una expulsión contra Borregos Toluca orilló al jugador, y a partir de ese momento, los  lanudos movieron con suma facilidad su juego aéreo contra Burros. Ortiz hizo lo propio con una intercepción contra los politécnicos, pero además fue el primer anotador del año para Auténticos y no le teme por nada a la colisión: Bonilla terminó con 20 tacleos y 2 intercepciones, mientras que Ortiz con 15 derribos y 3 robos. Para intercepciones: Erick Andrade, líder indiscutible en esta categoría, terminando con cinco. El safety completa la triada que tendrá que ser la base para el levantón de los Borregos Poblanos, porque el talento está en todas las fases de la defensiva. Por último, Giombini hizo valer su apresurada llegada a Acatlán con tres intercepciones pero sobre todo, el ex Azteca demostró que no sólo es robar el balón: es saber qué hacer con él. Giombini tuvo dos pick sixes de más de 80 yardas, en dos partidos en que los touchdowns de la diferencia justamente fueron touchdowns defensivos. Éso es impacto.

TE PUEDE INTERESAR

All-México Conf. Nacional

Ofensa

Sí, hay tres QBs en esta lista. Sí, usualmente no hay tres QBs en esta lista. Pero los asteriscos se aclaran. Las razones son simples: la diferencia entre Rodrigo García y Emiliano Reyes es prácticamente inexistente, ya que el QB saltillense logró superar al tapatío en yardas y touchdowns debido a que jugó un partido más. Si bien, García lideró un campeonato invicto, Reyes demostró que los Tecos están de regreso y comandó la ofensiva más prolífica de la conferencia Nacional, obviamente desacado por su explosivo juego aéreo. Fue imposible decidir por uno u otro, porque ambos QBs hicieron lo que quisieron como pasadores, así que el mote va a ambos.

El tercero: Arturo Fuentes es QB pero nadie en toda la Liga Mayor corrió más yardas que él. Es más: si Fuentes solo hubiera realizado sus cuatro acarreos de touchdown y ninguno más en la temporada, de todos modos hubiera terminado como el segundo mejor en yardas de la Conferencia Nacional y el cuarto mejor de toda la ONEFA. Así de impresionante es la capacidad de este QB en el campo abierto, demostrando una velocidad lineal brutal y consiguiendo más de 500 yardas. Fuentes es un QB muy capaz, pero como acarreador de bola, está en otro nivel, por eso fue acuñado uno de los lugares. ¿El otro? Saúl Guzmán, caballo de batalla de los Toros UACH, y el segundo corredor más usado de toda la ONEFA sólo detrás de Téllez de GDL.

Los receptores: Alejandro Coronado, ya establecido como una estrella y el objetivo predilecto de Rodrigo García en Coahuila; asímismo, el favorito de Reyes en Tecos: Sebastián Zárate, que terminó con un increíble promedio de 24 yardas por recepción, sólo superado en el Top 5 por Aarón Navarro, de los Indios UACJ, quien lució especialmente cuando al equipo le iba bien. Por último, Óscar Reyes, líder de la Conferencia Nacional y el punto focal de la ofensiva de las Panteras Siglo 21. Dasaef de la Garza fue una pieza que brindó mucha versatilidad para los Borregos Querétaro, por eso se hace del lugar del Flex.

Una vez más, los menos reconocidos, pero los pilares de cualquier equipo: Emiliano Ruiz es el responsable de cubrir la espalda de una ofensiva sumamente vertical como es la de Leones Cancún, sea con José Rovirosa o Astor Meniovich como QB, y Ruiz lo hizo comportándose como un ancla en los tres partidos que vio acción. Hablando de ritmo con el mariscal de campo: José Sevilla de Búhos destacó como el centro más consistente, particularmente en una ofensiva que veía constantemente a sus QBs rotar; cuando ése es el caso, es importantísimo tener una pieza que concentre no sólo los bloqueos pero la confianza del mariscal, y Sevilla fue eso para los Búhos. Kevin Villanueva es un ancla del lado derecho para las Águilas UACH y esto no sólo en el juego aéreo: en el terrestre, a las Águilas les gusta mucho ir detrás de su tacle, además de que cuando Fuentes rompe la jugada y comienza a Correr, Villanueva aún mantiene su bloqueo de manera constante y dominante. Redondean esta línea dos campeones: Alex Lezama y Carlos Bonilla, ambos por encima del 1.90 y los 120 kilos de peso. Para que una ofensiva sea tan explosiva, anotadora y balanceada como la de los Lobos, se necesita una línea de altísima calidad, y Lezama y Bonilla son los dos más destacados, pero además, dos de los más jovenes, por lo que la encomienda de proteger a Rodrigo García no debería tener mayor preocupación hacia el resto de su elegibilidad.

All-México Conf. Nacional

Defensa

Una vez más, una línea frontal de miedo: Christian Mora y Aarón Molina son los dos mejores cazacabezas de la Conferencia Norte, y los dos se caracterizan por su primer paso y velocidad para darle la vuelta a los tacles, además de mantener un juego de pies muy disciplinado a la hora de perseguir a los QBs móviles. Mientras tanto, Uriel Dimas y Abraham Flores imponen su físico para comerse a los QBs rivales; mientras que el primero fue uno de los pocos puntos destacados de una defensiva celayense que sufrió mucho en 2021, el segundo, capitán de Búhos, fue uno de los veteranos que convirtió en su unidad defensiva la mejor del Centro-Sur.

Los linebackers son máquinas de tacleo: Alexis Ramos, líder de la Conferencia Norte y Edgar Mancha, el segundo en este rubro. Éstos dos atletas no sólo tienen el motor, ambos superan el 1.90, lo que representa que su zancada les permite ocupar mucho terreno en pocos pasos, pero por supuesto su agresividad es fundamental para que parezca que están en todas las jugadas. Particularmente Mancha también hizo sentir su presencia en la cobertura de pase. Mientras tanto, Sánchez y Guzmán fueron los líderes del Centro Sur, y aunque sus equipos se combinaron para ganar un equipo, justamente ninguno de estos linebackers salía del campo, al contrario, mantenían hasta arriba su persecución sobre los acarreadores de bola, y demostraban que ir abajo no significa dejar de ser intenso y eficiente en el emparrillado.

Los más oportunistas, los profundos: Orson Reyes e Ismael Mariñelarena fueron los únicos del Norte o Centro Sur en quedarse con tres intercepciones en la temporada regular. Carlos Espino totalizó cuatro si se agrega la Gran Final del Norte, las cuales fueron fundamentales para que los Lobos previeran la campanada queretana, y redondeando, Erwin Corona, el veterano que se apuntó otro par de robos en las alturas, posesiones de campo que fueron fundamentales para que Buhos reafirmara su estatus como la mejor defensiva del circuito tanto en yardas como en puntos.

Felicidades a todos los protagonistas de la Liga Mayor 2021.

TE PUEDE INTERESAR:

Deja un comentario