Unánime, indiscutible: Lamar Jackson, MVP de la NFL

Apenas el segundo en la historia del galardón en acaparar todos los votos, Lamar Jackson fue nombrado MVP de la temporada 2019 de la NFL, uniéndose a Tom Brady en la lista de ganadores unánimes.

Alberto García Ramos / receptor

Indiscutible. Lamar Jackson fue el mejor jugador de la NFL en 2019.

El Quarterback de los Baltimore Ravens fue nombrado el Jugador Más Valioso (MVP) de la liga según la Prensa Asociada (AP), la cual ha sido responsable de entregar el premio desde 1957.

Esta tarde, Jackson se convirtió apenas en el segundo jugador en la historia en llevarse el galardón de manera unánime, capturando los 50 votos posibles de los periodistas especializados. El primero en lograrlo fue Tom Brady, QB de los Patriotas de Nueva Inglaterra, quien lo consiguió en 2010.

El nombramiento de la AP no toma en cuenta la postemporada, ya que las votaciones se cierran en la semana previa al inicio de los playoffs. La Prensa Asociada sigue un procedimiento similar en la NBA, ya que mientras en la NFL se revela un día antes del Super Bowl, en el básquetbol profesional la premiación se retrasa hasta después de la Finales.

Jackson se convirtió en el QB corredor más prolífico de todos los tiempos, luego de conseguir 1,206 yardas por tierra, la mejor cifra para un mariscal de campo en una sola temporada. Además, Lamar lideró la NFL en yardas por acarreo, promediando un avance de 6.9 yardas cada que llevaba el ovoide.

Pero el daño que el joven de 23 años causó por aire también fue sobresaliente: sus 36 pases de touchdown fueron el número más alto de esta temporada, y sus 113 puntos de rating lo colocaron en el tercer lugar de la estadística, sólo detrás de Ryan Tannehill (Titans, 117.5) y Drew Brees (Saints, 116.3). En total, Jackson fue responsable de 4,333 yardas (3,127 por aire) y 43 touchdowns totales (siete por tierra), con sólo seis de sus envíos terminando en intercepción.

Como equipo, los Baltimore Ravens promediaron 206 yardas terrestres por partido, la mejor marca en la NFL en todos los tiempos. Jackson fue el líder individual en dicho rubro para los Cuervos y los guió a la mejor marca en la historia de la franquicia (14 ganados y 2 perdidos), además de la siembra #1 en la Conferencia Americana.

El QB de segundo año es el tercer jugador más joven en llevarse la designación individual más importante de la liga. Los primeros dos puestos los ocupa Jim Brown, legendario corredor de Cleveland, quien en 1957 se lo llevó con 21 años, 308 días de edad, y en 1958 repitió, con 22 años, 300 días de edad. Al término de esta temporada regular, Lamar Jackson tenía 22 años y 356 días.

Otro grupo sumamente exclusivo al cual se une Lamar es al de los ganadores tanto del MVP en la NFL como del Trofeo Heisman en la NCAA, entregado al jugador más sobresaliente del nivel universitario. Luego de capturar dicha presea como QB de Louisville en 2016, Jackson es apenas la novena persona que puede presumirse ganador de ambos, uniéndose a la fraternidad compuesta por:

  • Cam Newton (MVP en 2015, Heisman en 2010)
  • Barry Sanders (MVP en 1997, Heisman en 1989)
  • Marcus Allen (MVP en 1985, Heisman en 1981)
  • Earl Campbell (MVP en 1979, Heisman en 1977)
  • OJ Simpson (MVP en 1973, Heisman en 1968)
  • Paul Hornung (MVP en 1961, Heisman en 1956)
  • Frank Sinkwich (Premio Joe Carr al MVP en 1944, Heisman en 1942)

En la ceremonia de los NFL Honors, previa al Super Bowl LIV y que desde hace nueve años se celebra en la ciudad sede del Super Bowl, Jackson no fue el único Baltimore Raven que se fue a casa con un premio: el Head Coach John Harbaugh fue nombrado el Entrenador del Año, y el Coordinador Ofensivo Greg Roman se llevó el designio de Asistente del Año.

Entre otros jugadores reconocidos, Michael Thomas, receptor de los Santos de Nueva Orleans, recibió el premio a Mejor Ofensivo del Año, y Stephon Gilmore, esquinero de los Patriotas, se llevó el Defensivo del Año.

El QB de los Arizona Cardinals, Kyler Murray, y el ala defensiva de los San Francisco 49ers, Nick Bosa, fueron los jugadores de primer año más sobresalientes del 2019, llevándose la etiqueta de Novato del Año en sus respectivos lados del balón. Redondeando las mejores actuaciones dentro del campo, Ryan Tanehill fue nombrado el Jugador Regreso de la temporada.

Los Novatos ofensivo y defensivo del Año: Murray y Bosa.

Como QB, Lamar Jackson es el jugador más joven en dicha posición en coronarse MVP. El tercer mariscal más joven en capturar la designación es Pat Mahomes, quien en 2018 lo hizo a los 23 años y 104 días de edad, y mañana buscará capturar el Super Bowl LIV cuando los Kansas City Chiefs enfrenten a los San Francisco 49ers en el Hard Rock Stadium de Miami Beach.

Te puede interesar: Joe Burrow y Lamar Jackson fueron los QBs que dominaron el fútbol americano de los Estados Unidos en 2019.

Anuncios

Deja un comentario