Liga Mayor

Alistan Burros, Águilas y Búhos 2021 con retos mayores en ONEFA

En 2019, Burros Blancos y Águilas Blancas fueron los dos finalistas de la Conferencia I de ONEFA y Búhos renació para capturar el campeonato en Fademac. Este año, en cada uno de sus circuitos, los tres equipos del IPN enfrentan realidades más desafiantes: en los 14 Grandes, el regreso de los Tecs; en el Centro-Sur, el salto a ONEFA con equipos como la Anáhuac Cancún y Querétaro.

Alberto García Ramos / receptor

El encabezado durante el inicio de la temporada de reactivación de este 2021 en la Organización Nacional Estudiantil de Fútbol Americano (ONEFA) ha sido el regreso de los ex equipos de Conadeip después de 10 años de dejar la liga. Sin embargo, en el último año que la ONEFA sí tuvo actividad, una de sus escuelas más representantivas, el Instituto Politécnico Nacional (IPN) regresó a lo más alto de este deporte.

En este 2021, las Águilas Blancas y los Burros Blancos no sólo son parte medular de la llamada Conferencia de los 14 Grandes, además también se dará la adición de los Búhos como partícipes de la Conferencia Centro-Sur de ONEFA, con los tres equipos puestos a debutar este próximo sábado.

Los Burros Blancos del casillero de Zacatenco son los actuales campeones reinantes de la Conferencia I, y así llegarán de manera oficial al 2022, ya que la temporada que ya arrancó no definirá un campeón. Colocados en el Grupo “Verde” de los 14 Grandes, Burros está calendarizado a enfrentar equipos como Pumas, Auténticos Tigres y Borregos Toluca.  

La mejor noticia que los Burros Blancos se llevaron en los últimos meses fue que el QB que los llevó a ese título en 2019, Alejandro García Rosado, sí participará con el equipo en este torneo de reactivación.

“Es una situación que se habló, todos sabemos lo que sucedió en su salida del equipo. Viene a sumar, viene a ser parte del equipo y viene a integrarse con el equipo. Se resuelve con comunicación. Está integrado el roster con Alex García como QB», dijo el viernes pasado el Head Coach Agustín López en la presentación ante medios de la escuadra que dirige.

Después del anunció de la cancelación de la temporada 2020 por la pandemia de covid-19 en México, García anunció en redes sociales que ya no formaría parte de los politécnicos, ahondando en entrevistas posteriores que en el IPN no cumplieron con acuerdos académicos y laborales que le habrían prometido al jugador, por lo que ahora buscaría jugar en el nivel profesional. García inclusive fue anunciado como refuerzo de los Tiburones de Cancún de la liga FAM, pero eventualmente también se separó de dicho conjunto.

«No hubo ningún ofrecimiento por parte del equipo, Alejandro García viene a jugar por el gusto de ser Burro Blanco», reiteró el coach López durante la rueda de prensa.

Además de su QB, prácticamente todos los titulares de aquél equipo campeón en 2019 están de regreso en Burros Blancos, razón por la cual son señalados como favoritos para quedar hasta arriba de las tablas de posiciones de fin de año. Un elemento que hará falta, sin embargo, es Luis Enrique García, hermano de Alejandro, receptor predilecto del esquema ofensivo y sublíder en yardas por recepción (441) de la Conferencia I en el último torneo.

Con la noción que su equipo podría quedar #1 en los standings, en Burros Blancos saben que la comunidad del fútbol americano estaría deseosa de un partido de campeonato entre los dos líderes de los 14 Grandes. Pero si llegan a ser ellos, López descartó la realización de ese partido: “si vemos las fechas, institucionalmente es muy complicado. En el Politécnico, días después ya estamos de vacaciones, viene enero y ya comenzamos el ciclo de la temporada siguiente. Técnicamente, no veo viabilidad para que exista esto”.

El caso será el mismo para las Águilas Blancas, que si bien no lucen como el favorito de su Grupo debido a la presencia de Borregos Monterrey, vienen de su mejor temporada en años: alcanzando la Gran Final en 2019 y sucumbiendo ante Burros agónicamente en series extras.

Tres jugadores que ya no están en las filas de los Volátiles de Santo Tomás fueron fundamentales para regresar al juego de campeonato: el RB Emilio Fernández, el OL Daniel Concepción y el DE César Pérez Durán. Los tres contaban con experiencia en Liga Mayor en escuelas de Conadeip. Pero estos tres no son los únicos ejemplos de un reclutamiento en el que las Blancas se hayan beneficiado de ex-Borregos: en 2016 le abrieron las puertas al QB Diego Pérez Arvizú y al WR Said Salazar, ambos jugadores del CEM.

En la presentación de su equipo, el Head Coach Enrique Zárate confirmó que para encarar el torneo de reactivación 2021, las Águilas Blancas cuentan con tres refuerzos más del Campus Estado de México (dos receptores y un profundo) así como uno más de los Leones Anáhuac.

“Realizamos un reclutamiento externo esto para poder mantenernos competitivos. Sí tuvimos la oportunidad de traer jugadores de universidades privadas especialmente para aquellos que necesitan una maestría”. Zárate enfatizó que tres de los cuatro jugadores ya mencionados emanaron de los semilleros de las Águilas Blancas, por lo que estos atletas “regresan a casa”, según el coach.

Burros y Águilas Blancas no padecen de lo que otros equipos como Pumas y Linces sí: un roster mayormente novato. En el caso específico de los emplumados, presentan un equipo con 44 veteranos que jugaron en esa final de 2019 y 22 novatos, además de los cuatro jugadores que ya tienen experiencia en Liga Mayor.

Enrique Zárate, en su octavo año al frente de la escuadra, resaltó que tendrán un calendario con variedad en el marco del regreso de los equipos de Conadeip. Los cotejos frente a Borregos Monterrey, Puebla y CEM los describió como compromisos “muy físicos”, mientras que jugar contra la Anáhuac (contra quien debutan), Pumas Acatlán y Linces UVM es algo que representa equipos “muy rápidos”.

Como mucho acapararon los reflectores en los 14 Grandes los Pumas Acatlán, de la misma manera podría hablarse de los Búhos IPN hacia su primera temporada en ONEFA en el renacimiento en Liga Mayor de esta escuadra.

Los Búhos compitieron en el máximo nivel del fútbol estudiantil de la década de los 60 hasta 1985. Después, un hiato con su ausencia terminó en 2019, cuando el equipo renace y captura el título de Liga Mayor en la Fademac, un circuito que tuvo la participación únicamente de cuatro equipos.. Bajo la tutela de Rafael Duk, ahora debutarán en la Conferencia Centro-Sur de ONEFA este sábado.

El propio entrenador en jefe describió que prácticamente 60% del equipo es nuevo en comparación a su escuadra campeona.

“Es un roster muy joven, tenemos 70 jugadores, 24 jugadores de primer año y terminan este año 14 jugadores, es un equipo joven”, dijo Duk, quien fuera Head Coach de Borregos CEM y Linces UVM en etapas previas de su carrera. El entrenador describió que cuentan con jugadores con experiencia en diferentes equipos, como Águilas Blancas, Burros Blancos, Frailes del Tepeyac, Pumas Acatlán y Leones Anáhuac.

Duk está consciente que para un equipo en renacimiento como Búhos, el 2021 servirá no solo para reactivar (en el Centro-Sur tampoco se nombrará campeón), sino para poder construir escalones hacia el 2022, la primera temporada en forma que su equipo estaría enfrentando como miembros de ONEFA.

“Estoy motivado, es una nueva oportunidad que nos brinda el fútbol americano el pertenecer a la ONEFA. Es una mini temporada, son solo 4 juegos pero todo esto nos ayudará para pensar en el futuro, lo que viene en 2022. Espero que estos muchachos aprendan, conozcan qué es jugar en ONEFA y sobre todo que vean lo importante que es trabajar físicamente su cuerpo”, remató Duk.

sdr

Este sábado, los tres equipos del IPN se estrenan en el torneo de reactivación. Los Burros Blancos comienzan la defensa no oficial de su campeonato contra los Pumas CU, en el Estadio de la Ciudad de los Deportes a las 11:00 horas. Una hora después, las Águilas Blancas viajan a Huixquilican para enfrentar a los Leones Anáhuac México. En el Centro-Sur, los Búhos visitarán Querétaro para enfrentar a los Red Wolves de la Arkansas State University campus Querétaro, otro equipo también debutante en ONEFA.

En 2019, estas tres escuadras alcanzaron las instancias finales de sus torneos. Para Burros y Águilas, el reto ahora es mantenerse como protagonista en un torneo que ahora recibe a los cinco campus del Tec de Monterrey y los Aztecas eventualmente en 2022. Para los Búhos, intentar preservar los primeros planos ahora en circuito que si bien incluye a otros tres equipos nuevos como ellos, también están los Leones Anáhuac Cancún y Querétaro, dos escuadras que en los años recientes han demostrado potencial para ser hegemones en la conferencia nacional.

En resumen, el reto es mantener al IPN hasta arriba con nuevos equipos y nuevos horizontes frente a ellos. 

Deja un comentario