NCAA

Alabama, Ohio State y la exportación masiva a la NFL

Esta noche, Alabama y Ohio State pelearán por el Campeonato Nacional del College Football. No es casualidad que estos equipos una vez más alcancen la Gran Final, porque su dominio en temporadas recientes no sólo lo demuestran los resultados, sino el alcance y la calidad de sus egresados que hoy llenan los rosters de la NFL.

Alberto García Ramos

Este lunes a las 19 horas (CDMX), el #1 Alabama Crimson Tide y el #3 Ohio State Buckeyes se enfrentarán en el Hard Rock Stadium de Miami, Florida, para definir al campeón nacional del College Football Playoff de la NCAA.

No es coincidencia que estos dos equipos sean los que llegaron a la última instancia aún tras una temporada tan inestable como la 2020, jugada en medio de la pandemia de COVID-19. Alabama es, por mucho, la dinastía reinante del College Football, con cinco campeonatos nacionales en los últimos 11 años, y un dominio constante sobre la Conferencia Southeastern (SEC), para muchos la más competitiva de la División 1.

Ohio State tampoco llegó a la Gran Final por accidente. Los Buckeyes son uno de cuatro equipos en ganar el campeonato desde que comenzó la era de las semifinales en 2014; fue en ese año inaugural cuando alzaron el cetro. Desde entonces no habían regresado al juego por el título, pero sí han dominado su conferencia, ganado en las últimas cuatro temporadas el campeonato del Big Ten.

Pero tal vez el mejor reflejo del éxito que pueden presumir ambos programas es el volumen de jugadores que están exportando hacia la NFL. Alabama y Ohio State son el 1-2 en la lista de escuelas con la mayor cantidad de egresados jugando actualmente en el profesional, con 56 y 43 atletas, respectivamente.

El Crimson Tide, dirigido por el ya legendario entrenador Nick Saban, tiene tantos jugadores en las filas de la NFL que por sí mismos podrían componer un roster completo de la NFL, ya que sólo se necesitan 53 hombres en la lista definitiva.

Pero para estas dos universidades, no sólo es sobre el número total de egresados que están en la liga, es sobre la calidad de los mismos. Jugadores tanto de Ohio State como de Alabama son estrellas en las 32 franquicias de la NFL, y no es descabellado pensar que podrían armarse dos equipos competitivos en el profesional usando como titulares sólo a ex-Crimson Tide y ex-Buckeyes.

Cuando a mediados de octubre, los Miami Dolphins nombraron al novato Tua Tagovailoa como su QB titular a partir de ese momento, Alabama se convirtió en el primer equipo colegial en la historia en tener un jugador titular en la NFL en todas las posiciones del campo de manera simultánea. Un equipo conjuntado sólo por ex-miembros del Crimson Tide luciría la siguiente alineación:

  • QB Tua Tagovailoa (Dolphins)
  • RB Derrick Henry (Titans)
  • RB Josh Jacobs (Raiders)
  • WR Julio Jones (Falcons)
  • WR Amari Cooper (Cowboys)
  • WR Calvin Ridley (Falcons)
  • TE Irv Smith Jr. (Vikings)
  • OT Cam Robinson (Jaguars)
  • OG James Carpenter (Seahawks)
  • C Ryan Kelly (Colts)
  • OG Bradley Bozeman (Ravens)
  • OT Jedrick Willis (Browns)

Y eso solo del lado del ataque. La defensiva, que al principio de la dinastía de Saban en Alabama era la marca de la casa, también luce sumamente retacada de talento profesional. El 11 defensivo de ex-Crimson Tides en el pro es:

  • DL Raekwon Davis (Dolphins)
  • DL Quinnen Williams (Jets)
  • DL Daron Payne (Washington)
  • DL Jonathan Allen (Washington)
  • LB Dont’a Hightower (Patriots)
  • LB Rashaan Evans (Titans)
  • LB Reggie Ragland (Lions)
  • DB Marlon Humphrey (Ravens)
  • DB Dre Kirkpatrick (Cardinals)
  • DB Eddie Jackson (Bears)
  • DB Minkah Fitzpatrick (Steelers)
  • DB Landon Collins (Washington)

Pensar que este equipo no podría ser competitivo contra el resto de la NFL es simplemente ignorar el tamaño de algunos de los nombres en esta lista, como Derrick Henry, octavo corredor en la historia en lograr 2 mil yardas terrestres en una temporada; Julio Jones, para muchos el mejor receptor de la última década; o Dont’a Hightower, linebacker líder de la defensiva de Bill Belichick en sus últimos tres Super Bowls.

Si bien Ohio State no ha logrado el hito de colocar 22 jugadores titulares de manera simultánea en la NFL, su alineación exclusivamente usando ex-Buckeyes tampoco deja mucho que desear, particularmente por el grupo de corredores, frontales y profundos que serían de los mejores de la liga. El monstruo de programa que revivió el coach Urban Meyer y que ha continuado el actual HC Ryan Day se refleja en el universitario y en la NFL. Un equipo profesional sólo con egresados de Ohio State sería:

  • QB Dwayne Haskins (Washington)
  • RB Ezekiel Elliott (Cowboys)
  • RB JK Dobbins (Ravens)
  • WR Michael Thomas (Saints)
  • WR Terry McLaurin (Washington)
  • WR Curtis Samuel (Panthers)
  • TE Nick Vannett (Broncos)
  • OT Andrew Norwell (Jaguars)
  • OG Pat Elflein (Jets)
  • C Corey Linsley (Packers)
  • OG Johan Jackson (Lions)
  • OT Taylor Decker (Lions)

Del lado defensivo, los titulares:

  • DL Joey Bosa (Chargers)
  • DL Nick Bosa (49ers)
  • DL Cam Heyward (Steelers)
  • DL Chase Young (Washington)
  • LB Raekwon McMillan (Raiders)
  • LB Jerome Baker (Dolphins)
  • LB Malik Harrison (Ravens)
  • DB Marshon Lattimore (Saints)
  • DB Denzel Ward (Browns)
  • DB Malcolm Jenkins (Saints)
  • DB Vonn Bell (Bengals)
  • DB Jordan Fuller (Rams)

Si bien Haskins ya fue despedido de Washington, pasó 16 de las 17 semanas de temporada regular en el roster de la franquicia capitalina, y apenas con dos años desde haber sido seleccionado en la primera ronda del Draft, permanecen las esperanzas de que Ohio State cole un QB activo en la NFL.

Tanto para Alabama como para Ohio State, el legado que ahora está representándolos en el profesional es impresionante, pero la realidad indicaría que esta exportación a niveles pocos vistos en la historia del deporte no se va a detener. Este lunes por la noche, los dos QB’s que se estén viendo las caras, Justin Fields de los Buckeyes y Mac Jones del Crimson Tide, tienen altas probabilidades de ser seleccionados en la primera ronda del próximo Draft de la NFL, y Fields para muchos es el firme #2 entre los mariscales de campo sólo detrás de Trevor Lawrence de Clemson.

Múltiples armas ofensivas para Alabama, así como linieros y profundos de Ohio State, podrían también escuchar su nombre entre los primeros 32 seleccionados del sorteo colegial de la primavera próxima.

Las dos escuelas que hoy pelearán por el campeonato nacional de la NCAA no dejarán de competir aún cuando terminen los cuatro cuartos del College Football Playoff, ya que la carrera por ver quién pone más jugadores en la NFL no se detiene: en Tuscaloosa, Alabama, y en Columbus, Ohio, quieren continuar siendo el principal exportador de talento hacia la liga más competitiva del mundo.

Deja un comentario