Intermedia

Pretenden ser ‘juez y parte’ autoridades de OFASE, denuncian

A una semana de que se dio a conocer que una liga de futbol americano en Quintana Roo retornaría a sus actividades a pesar del repunte de contagios de COVID-19 en el país, sus directivos emitieron un comunicado para desligarse, en parte, de la responsabilidad.

Por receptor redacción

Luego de que la semana pasada receptor sacara a la luz pública en la columna 38 Resbalada que la Liga Organización de Fútbol Americano del Sureste (OFASE) pretende regresar a las actividades en pleno repunte de la pandemia y posteriormente publicara que se llevó a cabo un juego entre el equipo local Caballeros de Playa del Carmen y los Lagartos de Cancún, la liga emitió un comunicado donde se deslinda del asunto.

Con fecha 2 de noviembre, el comunicado de OFASE, que dirige José Luis Farías, asegura que «no autorizó, organizó ni promovió» el partido que se llevó a cabo en el campo del Colegio Inglés «ya que en estos momentos no se está llevando a cabo ningún torneo o campeonato, ya que las actividades oficiales de la Liga se encuentran suspendidas».

De acuerdo con el boletín «el semáforo epidemiológico en Quintana Roo se encuentra en amarillo, lo que según las autoridades estatales autoriza la activación física».

Sin embargo, fuentes que solicitaron el anonimato sostienen que la autoridad municipal únicamente permiten entrenamientos, con sana distancia y sin contacto físico.

Pero el juego en el Colegio Inglés, donde por cierto el coordinador de Deportes es el propio presidente de la OFASE, José Luis Farías, no respeto las medidas municipales.

Por ello es que el boletín enfatiza que «hasta el momento no se ha reportado contagio alguno entre los participantes en la práctica» y que de cualquier manera los dos equipos serán «objeto de una sanción y amonestación, para que este hecho no se repita o sea replicado por otras organizaciones de la liga».

Otras fuentes consultadas por este medio aseguran que en ese asunto el presidente de OFASE es juez y parte, y que lo único que pretenden es quitarse la responsabilidad de las vidas humanas que pusieron en riesgo al realizar el partido.

La economía de Quintana Roo se basa en la captación de turismo en la región. Las autoridades federales establecen al estado en semáforo naranja, pero las estatales lo ponen como semáforo amarillo. Si bien es cierto que los contagios registran cifras a la baja, uno de los puntos es que en estos días comienza la llegada de muchos visitantes de Europa y EE.UU. países que están viviendo una segunda ola de contagios, aún superior a la anterior.

Las mismas fuentes consideran que si el asunto no se hubiera ventilado públicamente, el retorno a la realización de juegos sería una práctica común, con todo y el repunte de contagios en otras partes del mundo.

La prioridad para reactivar el turismo está claro entre los quintanarroenses pero el fútbol americano para nada es una actividad esencial, remató una de nuestras fuentes.

Categories: Intermedia

Tagged as: , ,

Deja un comentario