Liga Mayor

No todo el equipo debe ser becado: Santiago Caballero

El legendario jugador de Pumas Universidad en la década de los 60s, Santiago Caballero, aseguró a receptor que los equipos del Tec no deberían tener 70 jugadores becados. Considera que con el 20 o 30 por ciento, es decir unos 20 becados podrían competir.

Impresionado por la corpulencia, talla y cualidades atléticas de los actuales jugadores, el coach Santiago Caballero nos comparte su visión del fútbol americano estudiantil actual.

El coach Caballero debutó en los Pumas de la Universidad en 1967, en el equipo que es considerado como el mejor en la historia de en esa institución. Como ala defensiva y ala cerrada, terminó su elegibilidad en el Clásico Poli Universidad que se llevó a cabo en el estadio Azteca ante más de 115 mil aficionados.

Al Coach Santiago Caballero le tocó formar en 1995 la categoría Liga Mayor en Borregos Toluca, sin una sola beca «y sacamos los jugadores del campus Toluca, estudiantes y jugadores de las Juveniles y la Intermedia», aseguró en el programa «receptor entrevista: Santiago Caballero, trascendente camino en el fútbol americano».

Sostuvo que siempre ha pensado que un equipo de Liga Mayor se puede formar con 50 jugadores. Esos equipos de 80 jugadores es bueno porque le das cabida a muchos jóvenes para que se vayan fogueando en las prácticas porque no en los juegos, y esperando que de allí salgan algunos buenos jugadores. «Creo que un equipo de 45 o 50 jugadores es lo ideal».

«De esos 50 jugadores consideraría que un 20 por ciento de jugadores becados podría ayudarte mucho. ¿Cuántos jugadores al año reclutas para Liga Mayor? de acuerdo a lo que me tocó entre 9 o hasta 15 a lo mejor, un promedio de 12 cada año que iban terminando su elegibilidad y que tú requerías para seguir alimentando a tu equipo.

«Ahí estaba la astucia de que tipo de jugadores reclutabas» Sostiene que si le das seguimiento de años antes tu ya sabes que en dos temporadas vas a necesitar un Quarterback de grano de libra, o un receptor para que te rindiera en su tercer año, justo cuando sabes que un jugador va a terminar su elegibilidad.

«Si tu reclutas doce jugadores por año, al cabo de los cinco años es muy posible que tengas toda la plantilla de becados. Los doce jugadores no tienen que ser becados, yo digo, a lo mejor de esos 12, en ese momento te hace falta un Linebacker grano de a libra o un safety grano de a libra, pues reclutas tres, dos defensivo y uno de la ofensiva, a lo mejor te falta un receptor. A lo mejor becas a cinco jugadores no tienes que becar los doce».

Los otros jugadores que necesitas, asegura el coach Caballero, «los alimentas de tus categorías inferiores. Realmente no tienes que becar tanto jugador. Creo que con eso, bien hecho, puedes tener un equipo de Liga Mayor, por supuesto».

En la década de los noventa presentó una propuesta en la Liga, cuando el problema de los becados comenzó a complicar la competencia, y que se basaba en que en la UNAM y el IPN tuvieran un equipo, Pumas, como representativo en la Conferencia fuerte y en la Conferencia Nacional, grupo de ascenso, los universitarios mantuvieran a su equipos Cóndores, Águilas Reales, Guerreros Aztecas, Osos y Huracanes. Estos equipos jugarían en la Nacional y que podrían alimentar al equipo Pumas cuando el coach del grupo fuerte así lo considere. Quizá un jugador participaría dos años en la Nacional y tres en el Grupo fuerte.

«Iban a ser como el freshman de los equipos colegiales de EEUU, pero jugando. Y subir a los mejores jugadores e intentar competir contra las becas», aseguró.

Para el coach, las escuelas públicas deberían haber trabajado mucho más para aprovechar las Intermedias que tenían. Las Instituciones públicas deben trabajar para atraer ese talento, ya que las privadas apenas pueden reclutar unos 50 o 60 jugadores cada año de un universo quizá de 800 jugadores de intermedia, enfatizó.

Vea la entrevista completa:

Deja un comentario