Más drama Vikingo: Minnesota elimina a Saints en tiempo extra

El sexto sembrado de la Conferencia Nacional se metió a uno de los domos más complicados de la NFL para avanzar en los playoffs. Kyle Rudolph y los Vikings se impusieron a los Saints en tiempo extra.

Alberto García Ramos / receptor

Por segunda ocasión en tres años, los Minnesota Vikings eliminaron de playoffs a los New Orleans Saints con un touchdown en la última jugada, luego de imponerse 26-20 en tiempo extra gracias a una recepción en las diagonales del ala cerrada Kyle Rudolph, en partido de la Ronda de Comodines de la Conferencia Nacional.

Los Vikings del Head Coach Mike Zimmer se metieron al Mercedes-Benz Superdome para repetir la dosis de 2017 cuando, aquella ocasión en el US Bank Stadium de Minneapolis, su equipo sacó a los Santos de la Ronda Divisional gracias a un touchdown de 61 yardas de Stefon Diggs con 0 segundos en el reloj.

En este encuentro, la defensiva tomó un rol protagónico, ya que provocaron una intercepción y un fumble sobre el usualmente impecable Drew Brees, robos de balón que resultaron fundamentales para la derrota en casa de los Saints.

Dicha intercepción, cortesía de Anthony Harris con 2:18 en el segundo cuarto, permitió a los Vikings tomar su primera delantera del partido, ya que luego de una serie de 45 yardas y 7 jugadas, Dalvin Cook capitalizó con un touchdown de cinco yardas para subir 13-10 a la visita.

Cook fue pilar para los Vikings especialmente en la primera mitad, ya que terminó con 84 yardas totales en 16 acarreos y su anotación luego de los primeros 30 minutos de juego:

Luego de la intermisión, el corredor de tercer año continuó con el daño, ampliando la ventaja 20-10 para Minnesota luego de un touchdown de una yarda que culminó una serie de 8 jugadas y 64 yardas.

Jugadores como Everson Griffen y Danielle Hunter lucieron en una defensiva que luego de tres cuartos apenas le había permitido 158 yardas a la ofensiva local. En el primer hilo del último periodo, sin embargo, Drew Brees achicó la ventaja de los Vikes.

Fue conexión de QB a QB, si así se le puede llamar a Taysom Hill. El todólogo de los Saints se quedó en las diagonales con un pase de 20 yardas del veterano mariscal para acercarse 20-17.

Durante todo el encuentro, Hill contribuyó con su versatilidad, ya que lanzó un pase de 50 yardas en el primer cuarto y una jugada después, fue el bloqueador líder en una carrera de anotación de Alvin Kamara. Por supuesto, su recepción de touchdown fue la jugada más importante, con 10 minutos para el final:

Dentro de los últimos cinco minutos del cuarto cuarto, New Orleans se perfilaba a recuperar la ventaja, pero ya metidos en la yarda 20 rival, Hunter provocó el fumble sobre Brees, y Jalyn Holmes lo recuperó para que Minnesota nulificara el daño de una serie promisoria de los Saints.

Ahora era turno de la defensiva de New Orleans de levantar la mano, y una jugada parecía devolverle el liderato a los de Louisiana: un aparente fumble de Dalvin Cook que el safety Von Bell regresó 35 yardas hasta las diagonales. La revisión, sin embargo, mostró que la rodilla de Cook tocó el césped antes de que el balón saliera, y se borraron los 7 puntos de los Saints.

Aún así, forzaron el despeje luego de un tres y fuera, y Brees y compañía se hicieron de la posesión ofensiva con un 1:56 para el final, abajo por tres. Uno de los mejores QBs de todos los tiempos no flaqueó y la ofensiva dejó la bola en la 31 rival con dos segundos para el final. Wil Lutz convirtió bueno el gol de campo de 49 yardas para el 20-20 y mandar el partido a la prórroga.

Pero la primera serie del quinto cuarto fue suficiente para conocer al ganador. Enfrentando primera y diez ya en la 45 de Nueva Orleans, Kirk Cousins encontró profundo a Adam Thielen: un pase perfecto y una recepción impecable pusieron primera y gol en la yarda 2.

Dos jugadas después, Cousins conectó con Rudolph para terminar el partido y mandar a Minnesota a la Ronda Divisional:

Una aparente interferencia ofensiva de Rudolph pudo haber sido revisada, gracias a la regla que se instauró en marzo pasado luego de una jugada que afectó a los Saints en el Campeonato de la Conferencia Nacional de 2018. Al final, los oficiales no consideraron que fuera necesario, y New Orleans fue oficialmente eliminado al caer 26-20.

Luego de ganar sus primeros seis partidos en playoff como locales, la dupla Brees-Payton ahora hila su segunda derrota en postemporada en el Superdomo. La primera, justamente, fue ante los Rams hace un año, cuando también cayeron en tiempo extra 26-23.

Las únicas dos victorias del Coach Mike Zimmer al frente de los Vikings son contra los Saints, pero ahora, Minnesota viajará a Santa Clara, California, para enfrentar a los San Francisco 49ers, quienes terminaron con marca de 13 ganados y 3 perdidos y se hicieron dueños de la posición #1 de la Conferencia Americana.

Por segundo año consecutivo, los sembrados #6 en ambas conferencias logran avanzar a la Ronda Divisional de los playoffs de la NFL, luego de que el sábado los Tennessee Titans se metieran a Foxboro para vencer 20-13 a los Patriots y este domingo, Minnesota repitió la dosis sobre New Orleans.

Anuncios

Deja un comentario