NFL

No hubo milagro para Philly: Seattle avanza a Ronda Divisional

Las Eagles se quedaron sin QB y ya no hubo un Nick Foles para salvar al equipo. Una actuación soberbia de Russell Wilson y una noche histórica de DK Metcalf elevaron a los Seahawks a la Ronda Divisonal de la NFC.

Alberto García Ramos / receptor

No había acabado el primer cuarto y las Philadelphia Eagles ya tenían a su QB sustituto dentro del campo. En su primera aparición como titular en playoffs, Carson Wentz sufrió un golpe a la cabeza que lo marginó a él por el resto del encuentro, y a su equipo de aspirar por la victoria frente a Seattle.

El cierre de la Ronda de Comodines de la Conferencia Nacional presentó un escenario familiar pero un resultado no favorable para los aficionados de las Águilas: la lesión de su QB estrella.

Hace apenas dos años, el mismo Wentz se perdió toda la postemporada por una lesión en su rodilla derecha, pero eso no importó porque el sustituto Nick Foles guió a Philly a tres victorias consecutivas, incluido el Super Bowl LII, donde se impusieron 41-33 a los New England Patriots.

Esta tarde, sin embargo, no hubo milagro para los emplumados de Pennsylvania, ya que los Seattle Seahawks se metieron al Lincoln Financial Field como el mejor Comodín de la Conferencia y vencieron por 17-9 para avanzar a la Ronda Divisional.

En lugar de Wentz entró Josh McCown, veterano de 40 años que se convirtió en el jugador de mayor edad en debutar en playoffs. A pesar del valiente esfuerzo en su primera aparición relevante de la temporada, McCown no pudo comandar un esfuerzo milagroso que mantuviera vivas a las Eagles.

Russell Wilson brilló de sobremanera para los Seahawks. El QB de noveno año generó el 96.8% de las yardas totales de su escuadra, al terminar con 370 (325 por aire y 45 por tierra) de las 382 que logró Seattle.

El primer touchdown del encuentro, sin embargo, vino por parte de un miembro conocido en el Noroeste de los Estados Unidos: Marshawn Lynch metió un acarreo de cinco yardas a las diagonales para subir 10-3 a los visitantes del Lincoln Financial Field antes del medio tiempo:

Pero poco haría Lynch además de este acarreo de touchdown. Una de las armas ofensivas que lució, en contraste, durante todo el partido fue el novato receptor D.K. Metcalf, quien fue el blanco predilecto de Wilson y terminó con 7 recepciones para 160 yardas y un touchdown, el cual vino en esta ganancia de 53 yardas ya en el tercer cuarto para subir a Seattle 17-6:

La ofensiva liderada por Josh McCown no fue anémica: en tres ocasiones lograron meterse hasta la zona roja, pero sólo sacaron seis puntos de dichos viajes:

  • Regresando del descanso, se metieron hasta la yarda 8, pero se conformaron con un gol de campo de 26 yardas de Jake Elliott para acercarse 10-6 (Seattle respondió con el pase bomba a Metcalf)
  • En la serie consecuente al touchdown de Seattle, llegaron a estar en la 17, pero un sack sobre McCown en tercer down forzó otro gol de campo de Elliott para el 17-9.

La última de esas oportunidades en territorio profundo también definió el encuentro. Las Eagles se metieron hasta la yarda 10 luego de una serie que había recorrido 58 yardas en siete jugadas. Justo después de la pausa de los dos minutos, enfrentando cuarta y siete, McCown no pudo deshacerse del balón ya que Jadeveon Clowney, quien propinó el golpe que lesionó a Wentz, logró un sack sobre el veterano, para darle posesión ofensiva a Seattle.

Necesitando un primero y diez para consumar el reloj, Wilson buscó una vez mas a Metcalf, quien con una increíble recepción puso la daga en Philly:

Las 160 yardas del receptor se convirtieron en la mayor cantidad para un novato en playoffs, además de que cubrieron las deficiencias del juego terrestre de Seattle, que hoy vio a su QB terminar como el mejor corredor en yardas.

La presión fue un factor importante en la defensiva visitante: McCown fue capturado en seis ocasiones, y Wentz una ocasión en el único cuarto que jugó. Al final, las 174 yardas del veterano QB no fueron suficientes para que Philadelphia empezara a creer en un nuevo milagro.

Russell Wilson empató a Aaron Rodgers al llegar a su novena victoria en postemporada en su carrera, y ambos QBs buscarán romper el desempate para meterse al campeonato de la Conferencia Nacional, ya que los Green Bay Packers, sembrado #2, reciben a los Seahawks el próximo domingo a las 17:40 hora de la CDMX, en el cierre de la Ronda Divisional de la NFL.

Categories: NFL

Tagged as: , , ,

Deja un comentario