Defensiva lidera a Oregon a capturar Rose Bowl

Cuatro robos de balón de la defensiva, además de tres touchdowns por tierra de Justin Herbert, lideraron a los Oregon Ducks a capturar el Rose Bowl al derrotar 28-27 a los Wisconsin Badgers, la cuarta victoria en el Tazón de las Rosas para los Patos.

Alberto García Ramos / receptor

Una intercepción, tres fumbles recuperados y tres touchdowns terrestres del QB Justin Herbert fueron la clave para que los Oregon Ducks vencieran 28-27 a los Wisconsin Badgers en la edición 106 del Rose Bowl de Pasadena, California.

La Universidad de Oregon consiguió su cuarta victoria en el Tazón de las Rosas y la tercera en los últimos diez años, luego de vencer 59-20 a los Florida State Seminoles en el College Football Playoff de 2015, mientras que en 2012 se impusieron 45-38 a los Wisconsin Badgers, mismos que hoy enfrentaron.

Liderados por Herbert, la primera ofensiva de los Ducks –campeones de la Conferencia Pac-12– fue la mejor de todo el encuentro: en 12 jugadas recorrieron 75 yardas y el mismo QB capitalizó con un acarreo de cuatro yardas para meterse a las diagonales y subir tempranamente a su escuadra 7-0.

En el kickoff consecuente, sin embargo, Aron Cruickshank regresó 95 yardas el balón para empatar de manera inmediata para Wisconsin:

En la siguiente jugada desde la línea de scrimmage, Herbert fue interceptado por el linebacker Jack Sanborn, con lo que Wisconsin obtuvo posesión del balón en la 27 de los Patos. Tres jugadas después, tomarían la ventaja con un gol de campo de 44 yardas de Collin Larsh.

Luego de ser arrastrados en el ataque inaugural, la defensiva de los Badgers se fajó y nulificó por completo a Oregon: las siguientes cuatro series ofensivas de los Ducks terminaron en un combinado de 14 jugadas y 12 yardas avanzadas, tres despejes y un intento de cuarto down fallido.

Pero la defensiva de los del pacífico también hizo lo propio para limitar a los campeones del Big Ten: en series consecutivas, provocaron un fumble (el cual recuperaron) y consiguieron una intercepción sobre el QB Jack Coan, cortesía de Thomas Graham Jr, dejando a los emplumados en la yarda 33 de Wisconsin.

Tres jugadas después, Herbert vino con su segundo touchdown de la velada, éste en acarreo de cinco yardas:

Los Badgers respondieron con una serie de 8 jugadas y 53 yardas que terminó en las diagonales gracias a un pase de 11 yardas de Coan con Quintez Cephus, y con el extra bueno, Wisconsin se fue al medio tiempo con la ventaja 17-14.

La dominación defensiva de los del Medio Oeste continuaba: luego de permitir 75 yardas en la primera serie, Wisconsin cedió sólo 72 yardas en las siguientes nueve series ofensivas de los Ducks.

Pero fueron los equipos especiales de Oregon lo que permitieron que ellos tomaran la delantera en el primer ataque del tercer cuarto: un fumble del despejador Anthony Lotti fue recuperado y llevado 31 yardas hasta el touchdown por Brady Breeze:

Una vez más, los Badgers del Head Coach Paul Chryst replicaron con un ataque metódico, hilando 11 jugadas y cubriendo 65 yardas, una serie que terminó con un touchdown de dos yardas de Mason Stoke y la ventaja 24-21 de Wisconsin.

Los Ducks no podían hacer nada. El Head Coach Mario Cristobal no logró descifrar la muralla blanca del rival, y éstos, a la ofensiva, se pusieron en el marcador una vez más, vía el segundo gol de campo de Larsh, ahora de 27 yardas, para extender a los Badgers hasta 27-21. Ésta patada fue más una victoria para Oregon, sin embargo, ya que Wisconsin logró meterse hasta la yarda 9, pero se conformaron sólo con tres puntos.

Ya en el cuarto cuarto, la defensiva de los Patos estaba lista para provocar la jugada que equilibró la balanza de su lado: el cuarto robo de balón. En la siguiente serie de los Badgers, el liniero defensivo Bryson Young recuperó un fumble del receptor Danny Davis, con lo que la ofensiva oregoniana entró a la posesión ofensiva en la yarda 30 del rival. En una jugada, Herbert consiguió su tercero de la noche:

La defensiva de los Ducks completaría su excelente exhibición al limitar a Wisconsin a dos despejes en sus últimas dos series, y Oregon se acabó el reloj en una serie con dos minutos para el final.

Oregon apenas logró 66 yardas terrestres (2.2 yardas por acarreo), 138 aéreas (la peor cifra de 2019) y 13 primeros y diez. Por el contrario, Wisconsin totalizó 322 yardas, 136 por tierra, pero la intercepción en el segundo cuarto, el fumble regresado a las diagonales y el último robo de balón fueron jugadas determinantes de la defensiva de los Ducks, y con eso lograron su segunda victoria consecutiva en el Rose Bowl frente a los Badgers.

Herbert terminó con la triada de carreras de touchdown luego de haber logrado sólo una anotación por tierra en todo 2019. El QB de los Ducks está proyectado a ser una selección de primera ronda en el Draft de la NFL de abril próximo, y termina su carrera como el segundo mejor QB en la historia de Oregon en cuanto a yardas (10,541) y pases de touchdown (95), sólo detrás de Marcus Mariota, hoy suplente de los Tennessee Titans.

Anuncios

Deja un comentario