Liga Mayor

La historia no se rompe: Auténticos VIVE luego de vencer 34-23 a Linces UVM

Tres fumbles forzados por la defensiva fueron la guía para que los Auténticos Tigres hicieran su parte: ganarle a Linces. Ahora, si quieren estar en semifinales, dependen de Leones Anáhuac (¿o de Burros Blancos?): si los melenudos ganan mañana, dejan fuera a los todavía campeones reinantes. 

Alberto García Ramos / receptor
Foto: Auténticos Tigres UANL

Si los Auténticos Tigres quieren vivir una semana más para poder defender su trono de Campeones de la Liga Mayor de ONEFA, necesitan de actores externos para saberlo. Pero los de la Universidad Autónoma de Nuevo León hicieron su parte para ponerse en posición favorable: en el cierre de la temporada regular, vencieron 34-23 en San Nicolás de los Garza, Nuevo León, a los Linces de la Universidad del Valle de México para efectivamente eliminarlos de contención de playoffs, y mantenerse con esperanzas de ellos ocupar el cuarto puesto.

Un partido físico en el que los locales lograron separarse gracias a que el ataque, tanto terrestre como aéreo, capitalizó en las diagonales los errores forzados por su defensiva. Los felinos de Lomas Verdes, Estado de México, llegaron al encuentro presumiendo la segunda mejor defensiva en puntos permitidos (17.6 en promedio por partido) y la mejor en yardas permitidas tanto totales (236.8 por partido) como por aire (93.8 por partido), pero en viernes por la noche, los Auténticos le metieron dos veces el promedio en el marcador.

Para que esto fuera posible, fue la defensiva regiomontana la que constantemente generó las oportunidades: tres fumbles provocados en fuertes golpes sobre acarreadores de los Linces derivaron en 21 puntos, la diferencia de la victoria y la derrota.

El primero de estos balones recuperados vino en el primer cuarto, con los mexiquenses ya en la 43 de territorio rival, yarda donde los bengalíes se alzaron con la posesión luego de una jugada terrestre. El resultado de este robo fue una eventual carrera de touchdown de 6 yardas de Marcelo González (28) para el 7-0 en favor de los Auténticos.

La respuesta de Linces no esperaría y lograrían reponerse de la pifia cometida la serie previa gracias a un impresionante pase de touchdown de 23 yardas del QB Johan López (16) con Armando Guzmán (6), superando la doble cobertura para, junto con el punto extra, empatar, todavía en el primer cuarto. 

En su siguiente hilo ofensivo, los Linces pudieron tomar una ventaja de siete puntos, pero en jugadas consecutivas, fueron errores propios los que les negaron las diagonales: un pase de touchdown de 6 yardas fue regresado por un holding, y en la jugada consecuente, Nicolás Acosta (16) tuvo un touchdown de 16 yardas, pero dejó caer el envío de López. Al final, la UVM se conformó con un gol de campo bueno para subirse 10-7. 

Inmediatamente, los norteños empataron con un gol de campo de su propia cosecha, y adicionales a estos tres puntos, vinieron otros 14 más sin contestación, racha que se extendió hasta el tercer cuarto. Dentro de ese hilo de puntos, Linces extendió dos series ofensivas de los regiomontanos por castigos: en el segundo cuarto, Tigres había sufrido una captura en tercera y ocho, pero un holding del perímetro visitante extendió el ataque que eventualmente terminó en el 10-10. Y todavía antes del descanso, los felinos de San Nico despejaron en una cuarta oportunidad y dos yardas alrededor de medio campo, pero Linces jugó el regreso con doce hombres en el campo, penalización que le permitió mover las cadenas a los auriazules, y dicha serie culminó con la segunda carrera de touchdown de González, ésta de 10 yardas para el 17-10. 

Abajo nada más por siete, Linces esperaba recuperarse regresando de la intermisión al ser dueños de la primera posesión ofensiva, pero un fumble en la primera jugada desde la línea de scrimmage en el tercer cuarto fue reclamado por los Auténticos, y dice el argot del béisbol: después del error, viene el hit. En la primera oportunidad, Víctor Cruz (17) conectó un pase de 30 yardas de anotación para Brandon Niebla (87), extendiendo la ventaja hasta 24-10.

Una serie balanceada fue la respuesta de la Universidad del Valle de México, la cual consumió cinco minutos de este periodo y terminó con un touchdown de 6 yardas de Mauricio Gómez (7) por la vía terrestre para acercar 24-17 a los visitantes.

Dentro del tercer periodo, el tercer fumble provocado por la defensiva regia acechó las esperanzas de la UVM: un fuerte golpe que pudo ser marcado como targeting pero al final no fue, terminó en una bola recuperada por los Auténticos alrededor de medio campo. Esa serie ofensiva terminó en una espectacular jugada de 40 yardas, conexión de touchdown de Víctor Cruz con Javier Calzoncit (3) gracias a los malabares del veterano receptor, que subieron 31-17 a su equipo.

Ya dentro de los últimos 15 minutos, López consiguió su segundo touchdown para la causa mexiquense, conectando con Leonardo Ballesteros (28) para la anotación de quince yardas. La lógica acercaría a siete a los visitantes, pero el punto extra fue bloqueado y la UVM se mantuvo abajo 31-23. 

Los Auténticos, con su aplanadora línea ofensiva, armaron una serie ofensiva que llegó a meterse hasta zona de down y gol, pero la defensiva rojiblanca se fajó y forzaron un intento de gol de campo, pero Auténticos aprovecharía para intentar subirse a dos posesiones de distancia. El centro fue malo y la jugada resultó en un pase incompleto para con 4 minutos, darle una última esperanza a Linces de ir por el empate.

En su lugar, la defensiva de Auténticos demostró ser grande en momentos importantes, y permitieron nada en tres jugadas. Linces, desde propia yarda 10, no tuvo otra opción más que despejar, y con un fuerte viento que azotó la Sultana del Norte, la patada apenas recorrido 20 yardas, dejando a los locales a 30 yardas de las diagonales con tres minutos para el final.

Un castigo negó un touchdown como daga, pero con 1:30, un gol de campo de 41 yardas de Ricardo Aguilar entró exactamente por el centro de los postes para ahora sí, terminar con las esperanzas de playoff de los Linces y adjudicar la victoria 34-23 a los Auténticos Tigres.

Con esto, los regiomontanos mantienen una hegemonía histórica sobre el programa de la UVM Campus Lomas Verdes (récord de 3-4 en 2019), quienes desde que ascendieron al grupo máximo de la Liga Mayor de ONEFA, nunca han podido vencer a los Auténticos Tigres (3-4), a pesar que hoy llegaban con mejor posición en la tabla.

Pero más importante para los todavía campeones defensores es que sus esperanzas de playoff viven y viven en serio: ya no dependen de puntos en contra o average como criterios para definir su entrada o salida, el destino está en el resultado del enfrentamiento entre los Burros Blancos y los Leones Anáhuac. Si ganan los politécnicos, Tigres estará en semifinales. Si ganan los melenudos, son ellos los que se meten a playoffs. 

La cuestión ahora es: ¿de quién depende el destino de Auténticos? Leones Anáhuac indudablemente saldrá a ganar y jugar a máxima potencia, pero Burros ya tiene asegurados los playoffs en casa, no tiene nada que ganar y todo que perder por vía de lesiones a sus jugadores estelares. 

Los ojos de todo San Nicolás de los Garza estarán puestos en el Estadio Wilfrido Massieu de la Ciudad de México. 

Deja un comentario