ONEFA y el IPN: Reconciliación en el Cuarto 2034

La unión de dos instituciones probó ser más grande que las recientes adversidades. Para intentar darle una cerrazón al asunto, las altas autoridades de la ONEFA y el IPN se reunieron para hacer pública la conciliación.

Alberto García Castillo

Tiempos se perdón y olvido.

La cita fue en el Hotel Fiesta Inn Aeropuerto. Un problema para llegar si vienes del sur de la ciudad. Los reporteros de Imagen Sports, Serimas, Primero y Gol, Deporte Gráfico, ya estaban en el Lobby. No había un salón para la conferencia de prensa que convocó ONEFA apenas 24 horas antes. Solícito como siempre, el administrador de la Liga, Raúl Jiménez apareció para recibir a los comunicadores. “Síganme” alcanzó a decir el hombre de pocas palabras.

Los pasillos del hotel recordaban una especia de vacaciones en la Riviera Maya o ya de perdida en Acapulco. El sol caía a plomo en la contaminada Ciudad de México que apenas se estaba recuperando de seis días de crisis ambiental por los incendios forestales de los alrededores.

“Creo que es por aquí” lanzó Jiménez mientras buscábamos entre los pasillos y los cuartos. “Se me hace que va a ser en una habitación” bromeó un reportero. Seguíamos caminando. “Es aquí”, y sí, efectivamente la habitación 2034 la parte alta del edificio de dos pisos.

Nos recibió el presidente de ONEFA, el Dr. Juan Manuel Bladé. Vamos a aprovechar que me dieron una Junior Suite para acomodarnos. Era un pequeño espacio pero suficiente para las cámaras y los reporteros. El legendario Alejandro Canario Morales se abalanzó por la última silla de cuatro disponibles. Vamos a esperar a las 12 en punto para iniciar, comentó Bladé, incluso a los tres minutos antes de la cita. Ya me habló el Dr. Vanegas que se perdió, pero ya viene en camino, confesó el presidente de ONEFA. Y justo antes de la hora arribó el Director de Desarrollo y Fomento Deportivo, Eduardo Antonio Vanegas López, junto con su fotógrafa.

Inició Bladé con un claro mensaje, “no hay un rompimiento, no hay un distanciamiento no hay una pelea que exista entre ONEFA y el Instituto Politécnico Nacional y de ninguno de sus equipos”.

Explicó que la conferencia tenía ese propósito, aclarar que “esta situación se dio en parte por desinformación o tal vez por jugar al teléfono descompuesto sobre todo en las redes sociales, ya ven que ahora una noticia le empiezan a mover tantito y luego ya es un notición. Yo entiendo que a veces, para algunos reporteros es importante que haya tantita sangre para poderle dar sabor al caldo”, a lo que un reportero pidió dé nombres y se soltaron algunas discretas risas.

En su primera exposición, y ya con el micrófono de Canal Once que llegó unos segundos después de las doce, enfático dijo, vamos a buscar una conciliación. No es la intención de la ONEFA seguir con problemas dentro de las redes sociales. Benditas redes que ahora permiten que la información fluya de manera inmediata, pero que a veces la realidad golpea a la realidad que algunos quieren ver.

“Sigue todo en buenos cauces, en una relación cordial. La presidencia la lleva la UANL y la Vicepresidencia el IPN”, manifestó el actual presidente de la liga estudiantil.

Le cedió el micrófono al Dr. Vanegas, “para zanjar esta situación de la Intermedia, decidimos el Doctor Bladé y un servidor dejar de estar informando por redes sociales, hubo un silencio que ustedes se dieron cuenta”.

E intentó convencer que este nunca fue un rompimiento, “simplemente fue la forma en que el Politécnico decidió apelar a la sanción que la Liga le había aplicado, se determinó que fuera en la CAAD (Comisión de Apelación  y Arbitraje del Deporte, instancia federal que busca defender a los deportistas y entrenadores de las autoridades deportivas), todo debe de solucionarse y hay ocasiones en las que se dice que hay que encontrar la negociación, la conciliación, que a fin de cuentas la ONEFA es una gran organización que lleva 50 años de existencia (sic) y esta situación no beneficia a ninguna institución”.

En un discurso evidentemente político dijo que estaban en la etapa de buscar una solución, un convenio.

Vanegas dijo que existe la audiencia conciliatoria en el CAAD . “Todas las cuestiones de que Ministerio Público, y los amparos, es irreal y absurdo. (El problema) es administrativo y vamos a zanjarla en el ámbito conciliatorio”.

Y enfático, frente a un pequeño escritorio improvisado para la conferencia aseguró que el tema de Águilas Blancas intermedia queda zanjado, queda totalmente fuera de cualquier tipo de conflicto.

Y agregó que las Infantiles del IPN, sí pidieron ausentarse de ONEFA, “estuvimos en la reunión de la mesa directiva de Fademac, hay una reglamentación, valoramos que era una situación difícil en estos momentos por pesos (en las categorías), no podíamos arriesgarnos reducir peso de manera dramática”.

Explicó que otro motivo para no poder irse a Fademac es que los equipos del IPN tuvieron “una gran convocatoria, 230 niños para Águilas Blancas, Búhos 130, Burros Blancos al por mayor, hubiéramos tenido que cortar y dejar jugadores fuera”.

Afirmó que la carta de ONEFA “sí la tuvimos. Pero hubo una reunión en el IPN, se valoró y de inmediato le platicamos nuestros problemas, y luego hablamos con el Dr. Bladé y nos dio el apoyo y las infantiles permanecen en ONEFA”.

Vanegas agradeció “al Doc (Bladé) toda su apertura. Águilas Blancas Intermedia ya queda, nos estamos preparando para Liga Mayor y en Infantiles avisar que estamos en ONEFA”.

Comenzó la sesión de preguntas y respuestas, Don Pedro Flores de la revista Primero Y Gol lanzó el dardo, “¿se van los equipos del Poli al 2020 a Conadeip?

Bladé ametralló la respuesta, “eso nunca existió. De hecho en la carta aclaró que solo los equipos de Infantil”.

El Dr. Vanegas fue más enfático: “ONEFA es nuestra organización y seguimos participando en ONEFA para Juveniles, Intermedia, Liga Mayor, Infantiles”.

Otro reportero inquirió en el sentido de la corresponsabilidad de ONEFA en el caso del jugador cachirul de Águilas Blancas que entregó papeles apócrifos para quitarse un año y poder jugar en la Intermedia este año.  Bladé dijo que la ONEFA no tuvo ninguna responsabilidad. “Lo único que hicimos fue detectar un jugador inelegible que ellos mismos denunciaron y nosotros aplicamos el reglamento tal cual lo marca”.

Este reportero cuestionó, ¿la conciliación significa que ustedes están pidiendo el perdón?

Vanegas señalo que la conciliación es un ámbito de negociación. “Del máximo al mínimo vamos a platicar y acordar cuál es lo que consideramos lo justo. Claro que va a existir sanción. Aceptamos lo del chavo, aceptamos lo del equipo”.

Y entonces la conciliación aumentó su dosis en ese cuarto de hotel, Bladé apoyo al funcionario del Politécnico y, dispuesto a colaborar para que el problema pasara a los anecdótico, comentó que luego de haber descalificado al equipo por dos temporadas “yo no tendría ningún empacho en que la Comisión De Honor y Justicia está de acuerdo de que el equipo pueda participar el año que entra como si no hubiera pasado nada”.

Abogó también por el Head Coach de Águilas Blancas, Sergio Lavanderos, suspendido dos años por ser el responsable de firmar las fichas con la información de los jugadores: “si me solicitan que haya una reducción en el castigo y la Comisión de Honor y Justicia está de acuerdo, no tendría ningún problema”.

Ya sólo esperan que el Comité del CAAD, el cual se disolvió por el cambio de administración federal, por la 4T pues, se vuelva a integrar y exhorte a la conciliación que ya lograron de antemano los directivos.  

“Vamos de la mano, por el bien del fútbol. Después de esto vamos a salir fortalecidos” remató Bladé.

Pero eso sí, entre tanto desbarajuste, alguien debe pagar los platos rotos. El presidente de ONEFA espetó que “perdón de todo, a excepción del jugador, que en realidad yo no veo la manera de cómo perdonarlo”.

Y luego de la muestra de amistad, les pidieron estrecharan las manos en símbolo de paz. Y posaron ante las cámaras y celulares para inmortalizar el momento.

Amor y paz, todo igual, luego de la magullada pública que provocó un conflicto de engaños, castigos, berrinches, empecinamientos y golpeteo de alto nivel.

“Voy a tratar de ser el mejor Presidente en la historia de la ONEFA” remató un siempre sonriente presidente de la ONEFA.

Anuncios

Deja un comentario