Beckham, Rodgers, Donald, Mack, contratos históricos

Ésta fue una buena semana para ser una súper estrella en la NFL. Cuatro nuevos contratos históricos afianzaron a Odell Beckham Jr, Aaron Rodgers y Aaron Donald en sus respectivos equipos, y a Khalil Mack le encontraron una nueva casa. El dinero no falta en la mejor liga del mundo.

Alberto García/Yonuet Campos

Fue una semana histórica para las finanzas de la NFL, la cual demuestra que la liga no está perdiendo nada de valor, y al contrario, las cifras de dinero solo van a la alza. Cuatro jugadores de renombre en el fútbol americano consiguieron extensiones de contrato, y todos con efectos importantes para la liga.

Aaron Rodgers se convirtió en el jugador mejor pagado en la NFL, con cifras absolutamente impresionantes. Los Green Bay Packers renovaron el contrato de su mariscal de campo titular, extendiéndolo por cuatro años y una cantidad de 134 millones de dólares, de los cuales 103 son garantizados, la mayor cantidad de dinero garantizado para cualquier jugador de fútbol americano profesional.

Rodgers promediará 33.5 MDD por año, también y por mucho, la cifra más abundante en el deporte. Entre sus grandes logros como quarterback de Green Bay se encuentra el trofeo Vince Lombardi que conquistó durante la edición XLV del Super Bowl y sus dos menciones honoríficas como MVP de las temporadas 2011 y 2014; éste contrato demuestra que aún a sus 34 yardas, los Packers creen que él será quien regrese el trofeo Lombardi a casa.

Por su parte, Odell Beckham Jr se convirtió en el receptor con más dinero, sí, también de la historia. El ala abierta súper estrella de los New York Giants firmó una extensión de 5 años y 95 millones de dólares, 65 de ellos completamente garantizados, sí, la mayor cantidad de dinero otorgada a un receptor.

A pesar de perderse 13 partidos en 2017, Beckham está en camino a convertirse en uno de los receptores más prolíficos del fútbol americano. El  ex Tigre de LSU es el jugador más rápido en llegar a 250 recepciones (38 partidos) y 4,000 yardas (42, empatado con Lance Alworth). El playmaker será otra vez el objetivo principal de Eli Manning en la gran manzana.

El dinero sobra tanto, que en días consecutivos, se dieron los contratos más grandes de todos los tiempos para jugadores defensivos.

Primero fue Aaron Donald, tacle defensivo de los Los Ángeles Rams y reinante Mejor Defensivo del Año, que desde su posición en la línea defensiva recibió una extensión de 6 años y 135 millones de dólares, 87 millones garantizados. Donald afianza su lugar en una defensiva de Los Ángeles que ya cuenta con Ndamukong Suh, uno de los tacles defensivos más temidos de la última década, y las aspiraciones de los Carneros son de llegar muy lejos. Sin embargo, primero tenían que afianzar a Donald para ser el líder de esa unidad, y el viernes cumplieron con el deber.

Pero poco más de 24 horas después, Donald perdió el trono en el ámbito lucrativo. Khalil Mack se lo arrebató, pero no sin antes cambiar de hogar.

Mack, el Mejor Defensivo del Año de la NFL en 2016, se estableció desde novato como uno de los mejores alas defensivas de todo el fútbol defendiendo el plata y negro de los Oakland Raiders, y como tal quería ser pagado. Las credenciales no faltaban: además del trono en 2016, el año anterior se convirtió en el primer jugador en la historia de la NFL en ser nombrado All-Pro en dos posiciones distintas, como linebacker y como ala defensiva. Desde que Mack llegó a la NFL en 2014, sus 40.5 capturas al QB son la segunda mejor cifra en ese tiempo.

Sin embargo, Jon Gruden, nuevo Head Coach en Oakland, no pensó que Mack valiera las sumas de dinero que, por ejemplo, los Rams le pagaron a Donald, y en un movimiento inédito, los Raiders mandaron a Mack a los Chicago Bears por un par de selecciones de primera ronda en 2019 y 2020. Pocas horas después, Chicago afianzó al feroz linebacker con un contrato de 6 años, 141 millones de dólares y 90 millones de ellos garantizados, sí, rompiendo la marca de Aaron Donald establecida unas horas antes.

Así que tres estrellas de la NFL se afianzaron en sus equipos y una más encontró un nuevo hogar, pero todos con algo en común: dinero no les va a faltar, y a la NFL tampoco le está haciendo falta.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s