El más esperado

Desde que terminó la temporada 2012, este juego ha sido uno de los más esperados por los fanáticos del College Football, sino es que el más anticipado. Hace 12 meses, Stanford, número trece en ese entonces, visitó la casa del número 1, los Oregon Ducks, para propinarles su primer derrota del año y sacarlos de la carrera del campeonato nacional, mientras que el Cardinal se encargó de llegar a la relevancia nacional. Mañana, con ambos equipos en el Top 5, buscan la victoria para así mandar el mensaje de quién tiene la hegemonía en el oeste, y quién es la verdadera potencia.

Alberto García Ramos

Un auténtico choque de titanes, un choque de contrastes, un enfrentamiento que seguramente será recordado por mucho tiempo, además de que está por definir el destino de la conferencia Pac12, y por un lugar en el Campeonato Nacional. El número tres contra el número cinco, los Oregon Ducks visitan la casa del Stanford Cardinal, en lo que es el partido más esperado del año.

El año pasado, fue uno de los mejores partidos de la temporada, el #1 recibió la visita del #13, los Oregon Ducks sentían el BCS más cerca que nunca, pero una impresionante defensiva del Cardenal permitió que en la última serie del encuentro la ofensiva empatara el marcador con un plémico pase de anotación, yllevó el encuentro a definirse en series extras, dónde los pateadores le dieron la victoria y la máxima sorpresa a Stanford, ganándole a los Ducks 17-14. Este año, ellos buscan revancha, mientras que Stanford busca demostrar que son los mandamás de la zona. El partido se vivirá este año con aún más atención, y con equipos muy diferentes entre sí.

 De un lado está el equipo con más atención en el College Football en los últimos años, que con sus deslumbrantes uniformes, increíble velocidad y explosividad en el campo, su ofensiva innovadora sin reunión y 4 receptores en cada jugada y muchísimo talento en su roster han estado lo más cerca que se puede de la cima, pero siguen en busca de su primer campeonato nacional.

Los Oregon Ducks llegan al partido de jueves por la noche promediando 55.6 puntos anotados por partido (segunda cifra más alta en la nación) y 16.9 en contra (número 8). Siempre que se habla de los Oregon Ducks se habla de su prolífica ofensiva, que promedia 632.1 yardas por encuentro, de las cuales 331.5 son por tierra. pero que su comandante es el favorito a ganar el Hesiman, su quarterback Marcus Mariota. “Super Mario” ha lanzado para 144 pases completos en 225 intentos, acumulando 2281 yardas y 20 touchdowns, sin intercepción en ocho encuentros, además de sumar 511 yardas por tierra y 9 anotaciones más. Pero la defensiva también da de qué hablar en el Pac 12, ya que se dice que los Ducks no han tenido mucha competencia hasta ahora, pero en la semana pasada, frenaron al equipo #12, UCLA, a menos de 300 yardas totales, y menos de 70 por aire. Un equipo que aún invicto, y que consiguiendo la victoria, probablemente asegurarán su lugar en el BCS National Championship, pero que mañana en frente tendrá al equipo que les quitó el invicto en 2012.

 Un equipo que es completamente diferente a Oregon. Una de las pocas escuadras en el College Football que aún manejan un sistema ofensivo tradicional, con el estilo pro como su base, con dos o hasta tres alas cerrados y un fullback en el terreno de juego. Una escuadra que aunque ya perdió un partido, han regresado al ranking donde empezaron la temporada, y que con una serie de movimientos en los rankings se podrían meter en el BCS.

Los Stanford Cardinal fue el equipo que el año pasado frenó a Oregon, quienes en 12 partidos promediaron 52.5 puntos, pero que cuando se midieron ante el Cardenal sólo anotaron 14. Stanford entra con una racha de 17 partidos permitiendo menos de 30 puntos, y es esta razón por la cual la defensiva es el pilar del equipo. Liderados por los linebackers Trent Murphy y Shane Skov, es gracias a la defensiva que Stanford se encuentra dentro del top 5, permitiendo 19.4 puntos por partido en los 8 encuentros que han disputado.

La ofensiva, comandada por el quarterback Kevin Hogan (quien tuvo su primer juego como titular de visitante en Oregon el año pasado) no es una ofensiva del calibre de los Ducks, pero que crean un conjunto con su defensiva y anotan los puntos necesarios para sacar las victorias. Promediando 32.6 puntos a favor, Stanford no se preocupa por su juego ofensivo el jueves por la noche, pero buscarán repetir lo logrado en 2012, frenar a la ofensiva más explosiva de la nación, y ahora no sólo tienen la experiencia de detener en seco a Oregon, sino que el factor de jugar ante su gente será de un beneficio enorme.

Un partido que se ha cantado desde que terminó la temporada 2012, y desde el 18 de noviembre por los fanáticos de los Ducks, y por lo mismo fue programado en el horario estelar del College Football. Un partido de revancha, un partido para imponer, para mostrar quién manda, y para mostrar a nivel nacional quién es el equipo de verdad, quién merece una oportunidad para el Campeonato Nacional, será una dulce revancha o un juego dominante por segundo año consecutivo.

Stanford-Oregon, el #3 vs el #5, mañana a las 8PM, por el todo en el Pac 12.

Anuncios

Deja un comentario