MONUMENTAL REGRESO: Lobos UAdeC CONFIRMA punta en el Norte con victoria 34-31 sobre Águilas UACH

Estaban abajo 24-10 en el tercer cuarto, y nada parecía carburar para la ofensiva más anotadora de la Conferencia Norte. Inclusive se hizo más grande el déficit, abajo 31-16. Pero se dice que los equipos de campeonato encuentran la manera de ganar, de alguna u otra manera. Frente a su mayor adversidad del 2021, los Lobos de Coahuila remontaron en Chihuahua, forzaron series extras y se alzaron 34-31 tras la prórroga para confirmar la Gran Final del circuito en Saltillo, pero además, el drama culminó en la eliminación de las Águilas.

Alberto García Ramos / receptor

Comenzó exactamente como lo querían las Águilas UACH.

Una semifinal de facto, aunque no tan directa como si fuera postemporada: una victoria para las Águilas significaba no sólo que afianzaban su lugar en la Gran Final, sino que serían locales contra los Lobos. Una victoria de la UAdeC les daba a ellos la localía en el juego de campeonato, y dependiendo del número de puntos que pusieran contra la UACH es como sabrían quién sería su rival.

Durante casi tres cuartos, las Águilas UACH no se estaban preocupando por ése escenario: triple empate, lograr menos puntos permitidos que Borregos Querétaro. No era necesario, porque estaban ganando con autoridad sobre los Lobos.

Se fue 17-10 al medio tiempo en favor de los de Chihuahua, jugando su segundo partido como locales en el Estadio Olímpico de la entidad. Engañoso, porque la realidad es que estaban conteniendo a la mejor ofensiva de la Conferencia Norte a prácticamente nada. Los diez puntos de Coahuila eran gracias a los equipos especiales: un muff de los chihuahuenses dejó en posición de gol de campo (el cual convirtieron) a Lobos y unCoahuila tenía ya dos pérdidas de balón y no lograban hilvanar ritmo al ataque. regreso de 95 yardas de Brandon Calzoncit (28) era el único touchdown de los visitantes.

El regreso de Calzoncit empató a 10 en el segundo cuarto, pero fue la respuesta a un fenomenal acarreo de 19 yardas que se sintieron como 49 por parte del QB emplumado, Arturo Fuentes (12), el mejor corredor en yardas de este circuito; la anotación los había subido 10-3 pero Calzoncit lo empató de inmediato.

Las Águilas se fueron con la ventaja 17-10 gracias a un touchdown de 12 yardas de Erick López (11) con Alejandro Limón (15) tarde en el segundo cuarto. Regresando de la intermisión, la UACH una vez más buscó y encontró a Limón, quien con dos recepciones se metió profundo a zona roja. La serie la culminó Fuentes conectando con Josué González (7) en la parte derecha de las diagonales para el 24-10.

Creer que la ofensiva de los Lobos, la más vertical y prolífica por la vía aérea en la Conferencia Norte, no iba a despertar, hubiera sido pecar de ingenuidad. Porque exactamente fue lo que sucedió: la serie consecuente, Rodrigo García (4), QB saltillense que llegaba al encuentro como el mejor pasador en yardas y touchdowns, conectó con Antonio Coronado Pulgarín (19) para una anotación de 46 yardas, y aunque el extra fue malo, los Lobos recortaban a una posesión.

Las Águilas, todavía con el momento del partido, volvieron a aventajar por dos posesiones: ahora la conexión profunda fue de Fuentes con Limón, pase de touchdown de 38 yardas que despegó 31-16 a los locales hacia la conclusión del tercer cuarto. Es en este momento que se sentía como una eventualidad que la final pondría frente a frente a estos dos equipos nuevamente exactamente siete días después.

Es en ese momento que los Lobos prefirieron que no.

Ya en el último periodo, la serie más constante de los saltillenses culminó con un reversible pase que vio al RB César Rodríguez (22) lanzarle 26 yardas el ovoide al ala cerrada Sergio Cisneros (87), quien estaba solo en las diagonales. Con el extra bueno, los Lobos regresaba nuevamente a una posesión, esperando que las Águilas flaquearan, para poder empatar o por lo menos ponerlos más nerviosos.

Dicha flaqueada se manifestó con una intercepción de la jauría: el linebacker Maximiliano de la Paz (40) con el robo aéreo de un envío de Fuentes colocó a la UAdeC hasta la 40 del otro lado. En dos jugadas, la conexión García-Coronado, la más prolífica del Norte, se metió hasta la yarda 11 tras un pase de 29 yardas. La segunda recepción de touchdown del ala cerrada Cisneros recortó los cartones a dos puntos, y con una pantalla al centro del campo, el mismo #87 lo empató con la conversión de dos puntos.

Parecía que todo se derrumbaba para la UACH: la serie consecuente perdieron nuevamente la bola, ahora por vía de un fumble en un mal centro que el QB Erick López no pudo recoger y sí, los Lobos saltaron sobre la posesión. Pero un gol de campo malo no permitió que saltaran a su primera delantera del día. Eso vendría después.

Precisamente en series extras, luego de que ambos equipos jugaran a la posición de campo en los minutos finales del cuarto cuarto, y Lobos UAdeC y Águilas UACH terminaran el tiempo regular empatados a 31.

La primera ofensiva correspondió a los visitantes saltillenses, y terminó en puntos por vía de Rodrigo García: no como touchdown, sino por gol de campo, ya que el QB dobletea como pateador. El #4 convirtió una patada de 35 yardas para puntualizar un regreso de 18 puntos sin contestación, aunque las Águilas UACH tendrían una última oportunidad.

Esa última oportunidad culminó con su cuarto balón perdido, la segunda intercepción de Fuentes: enfrentando tercera y cuatro desde la 21, el QB fue precipitado y forzado a deshacerse del balón, pero lo mandó con dirección al centro del campo. Como jardinero central, el safety Roberto Castillón (12) sólo tuvo que asegurar la caída de esa parábola en sus brazos para concretar la remontada de los Lobos y eliminar efectivamente a las Águilas UACH.

¿Por qué los chihuahuenses fueron de sentir que eran la sede de la Final a ni siquiera participar en ella la próxima semana? Una derrota los colocó en marca de 3 ganados y 2 perdidos, mismo caso que los Indios UACJ y los Borregos Querétaro. Al no existir un equipo que haya dominado la serie, el criterio de desempate entonces son los puntos permitidos durante todo el torneo.

Borregos Querétaro, que venció 13-12 a Cimarrones UABC el viernes por la noche, terminó con 71. Las Águilas UACH cedieron 90. Pudieron quedar mejor colocados que los Indios (110) pero no que los queretanos, y ellos entonces se quedaron con el segundo boleto para la final.

Lobos UAdeC, por el contrario, asegura la localía de ese partido gracias a su marca perfecta: 5 ganados y 0 perdidos. Ningún equipo hizo sufrir a la jauría tanto como las Águilas, un equipo que pasó la mayor parte de la década pasada en la Conferencia I de ONEFA; pero dicen los cánones que la madera de campeón se basa en encontrar las maneras de ganar. Aún cuando caes 31-16 en el tercer cuarto, de visita, con todo puesto para que tengas que volver a hacer el viaje a Chihuahua la siguiente semana.

Especialmente en dicha situación es cuando los Lobos demostraron esa madera. Un partido más, en casa frente a los Borregos Querétaro, definirá si terminan perfectos el 2021.

Deja un comentario