NCAA

Ahora es Ohio State que detiene actividad por COVID-19

El departamento de deportes de la Universidad de Ohio State anunció que suspendió todos los entrenamientos en su campus después de un número no revelado de resultados positivos realizados en la última ronda de pruebas por COVID-19.

Por Nathan Baird, cleveland.com / Traducción receptor redacción

COLUMBUS, Ohio – La Universidad de Ohio State se convirtió en el último programa deportivo en EEUU en experimentar un revés relacionado con COVID-19 en su esfuerzo por reanudar las actividades deportiva.

El departamento de atletismo anunció el miércoles por la noche que suspendió todos los entrenamientos voluntarios después de un número no o revelado de resultados positivos en su última ronda de pruebas COVID-19.

De acuerdo con su política anunciada anteriormente, OSU dijo que no revelará los detalles de los resultados de las pruebas ni el número de personas evaluadas. Tampoco se sabe si Ohio State está esperando los resultados de pruebas adicionales.

Las pruebas positivas incluyeron jugadores de fútbol americano, ​​según revelaron algunas fuentes, así como otros deportes. Los padres de los jugadores de fútbol americano fueron alertados a través de una llamada de Zoom, según dijo una fuente, quien asegura que tales comunicaciones son cotidianas durante toda la pandemia

Según un portavoz de OSU, la pausa en los entrenamientos es de manera indefinida.

La suspensión afecta de manera más específica al fútbol americano pero también detiene los entrenamientos del baloncesto masculino y femenino, el hockey sobre césped, el fútbol soccer masculino y femenino y el voleibol femenino. Los jugadores de fútbol americano habían comenzado a regresar a los entrenamientos voluntarios el 8 de junio, y otros deportes siguieron en las semanas siguientes.

Los deportistas se sometieron a las pruebas COVID-19 antes de que se les permitiera reanudar sus entrenamientos, según la Universidad. También tuvieron que firmar el «Reconocimiento y promesa de Buckeye», que las autoridades dijeron tienen el propósito de enfatizar que los deportistas deben cuidarse aún fuera de las instalaciones deportivas para reducir el riesgo de contagio para ellos y sus compañeros de equipo.

Ohio State había sido uno de los primeros programas de la Conferencia Big Ten en reanudar los entrenamientos voluntarios, y ahora es el primer programa conocido en cerrar esos entrenamientos debido a los resultados de las pruebas.

Ohio State dijo que los deportistas que dan positivo por COVID-19 se auto aislarán durante 14 días y recibirán revisiones diarias por parte del personal médico de OSU. Los deportistas que viven solos se aislarán en sus residencias. Los que tienen compañeros de cuarto li harán en habitaciones del campus.

Carolina del Norte anunció horas antes que estaba deteniendo los entrenamientos, uniéndose a varios otros departamentos de deportes que han hecho lo mismo. En ese caso, el Departamento de Salud del Condado de Orange identificó a la UNC como un «grupo» para COVID-19. De 429 deportistas, entrenadores y miembros del personal evaluados, 37 dieron positivo por coronavirus.

También el miércoles, la Ivy League anunció que no tendría competencias deportivas este otoño, pero no descartó realizar esos deportes en la primavera.

El estado de Ohio no ha revelado si sus pruebas positivas se reducen a casos aislados o se trata de un brote mayor.

El fútbol de Ohio State está programado para abrir su temporada el 5 de septiembre contra la Universidad de Bowling Green. La NCAA estableció un cronograma de seis semanas que permite a los equipos cuyas temporadas comienzan ese fin de semana comenzar los entrenamientos obligatorios el 13 de julio. El típico cronograma de campamento de pretemporada de 29 días, un período de aclimatación de cinco días seguido de hasta 25 prácticas en el campo. se supone que comenzará el 7 de agosto.

Categories: NCAA

Tagged as: , ,

Deja un comentario