NCAA

Ivy League, primera conferencia de la División 1 en posponer temporada

Las universidades de élite académica en los Estados Unidos anunciaron que no jugarán la temporada de fútbol americano en 2020. La Ivy League es la primera conferencia de la División 1 de la NCAA en posponer el torneo.

Alberto García Ramos / receptor

La Ivy League, la conferencia deportiva que conjunta a ocho de las instituciones de mayor prestigio académico en los Estados Unidos, acordó posponer todas las actividades deportivas del semestre de otoño 2020, incluida la temporada de fútbol americano, por la pandemia de coronavirus.

Ésta es la primera conferencia de la División 1 del fútbol americano de la NCAA (dividida en FBS y FCS) que decide no jugar la temporada de esta disciplina en el 2020. 

Los presidentes de las universidades acordaron no llevar a cabo ningún evento atlético por lo menos hasta el 1 de enero de 2021. El portal The Athletic señaló que no es una cancelación, ya que las instituciones se mantienen con esperanza de poder recorrer los deportes hacia el semestre de primavera. 

«Como las actividades atléticas deberán operar de manera consistente con las políticas de prevención y salubridad en nuestros campuses, no será posible para nuestros equipos participar en competencias atléticas intercolegiales antes del fin del semestre de otoño«, estableció el consejo de presidentes de la Ivy League.

Compuesta por las universidades de Brown, Columbia, Cornell, Dartmouth, Harvard, Pennsylvania, Princeton y Yale, la Ivy League fue la primera conferencia que en marzo de este año canceló su torneo interno de postemporada de básquetbol, un hecho que desencadenó en la eventual anulación del March Madness, los playoffs de esta disciplina a nivel colegial, por el entonces brote emergente del COVID-19. 

Si bien la Ivy League (FCS) compite una división abajo de equipos como Alabama, Ohio State y Clemson (FBS), la expectativa es que este anunció repercutirá en lo que las grandes conferencias del fútbol americano universitario decidan para la temporada 2020. 

La idea de posponer los deportes en estas instituciones ganó relevancia cuando algunas de las universidades comunicaron que su semestre académico se llevaría acabo de manera remota o semi remota. Harvard anunció la semana pasada que todas sus clases se impartirían en línea por el resto del ciclo escolar 2020-2021.

En lo deportivo, la Ivy League es un caso excepcional en las dos competencias más grandes del nivel universitario. En el básquetbol, fueron la última conferencia que implementó dicho torneo interno de postemporada. En el fútbol americano, a pesar de ser División 1-A donde se permiten hasta 65 becas completas, las escuelas tienen prohibido dar cualquier apoyo económico a los jugadores, y los equipos jamás participan en la postemporada de la disciplina. 

Por primera vez desde la Segund Guerra Mundial, no se jugará la rivalidad entre Harvard y Yale.

Esto no significa que no tengan influencia en lo que sucede en ambos deportes, ya que si la conferencia que alberga a siete de las mejores 60 universidades del mundo decidió no llevar a cabo la temporada deportiva y todo lo que involucra, otros rectores de instituciones académicamente menores tendrán que evaluar si continuar con el fútbol o replicar.

Los reflectores ahora se voltearán a la FBS y especialmente al grupo denominado Power 5, que son las conferencias ACC, Big 10, Big 12, Pac-12 y SEC, respecto de lo que decidirán para la temporada del College football que está programada para empezar el último fin de semana de agosto. 

Múltiples programas que regresaron a entrenar en semanas recientes han registrado casos por coronavirus. Clemson y LSU, las dos escuelas partícipes del Campeonato Nacional en el último torneo, registraron cada una 30 contagios entre sus jugadores. 


TE PUEDE INTERESAR: Los Baltimore Ravens son el primer equipo en aclarar cuántos aficionados recibirán en su estadio si así lo permiten las autoridades sanitarias: apenas 14 mil por partido.

Categories: NCAA

Tagged as: , ,

Deja un comentario