Kansas City recupera el ritmo, dominan a Chicago en Sunday Night Football

Parece ser que en el mejor momento, los Kansas City Chiefs están recuperando el ritmo de 2018, cuando terminaron como el #1 de la Conferencia. En horario estelar, los Jefes aplastaron 26-3 a los Chicago Bears. Crónica del equipo de Jugada Prefabricada.

Miguel Medina / Jugada Prefabricada

Desde el emparrilado del Soldier Field, los Osos de Chicago (7-7) recibieron a los Jefes de Kansas City (10-4) para la última cita del Sunday Night Football, en la semana 16 de la temporada 100 de la NFL. Los locales asumieron este compromiso prácticamente eliminados, mientras que los de Misuri mantenían las esperanzas de colarse a playoffs.

La primera ofensiva fue para los locales, sin embargo, Mitchell Trubisky, con una temporada llena de lesiones y carente de resultados, no logró trascenderla para adelantarse en el tablero, por lo que tuvieron que entregar el ovoide para que Patrick Mahomes asumiera el ataque.

Con seis envíos completados para 69 yardas y un acarreo de 14, Mahomes capitalizó la primera ofensiva de los visitantes para iluminar el marcador tras el primer touchdown del partido. Harrison Butker convirtió el punto extra para poner el 7-0.

Butker aparecería nuevamente; ahora con un gol de campo de 56 yardas para poner el 10-0, ya en acciones durante el segundo episodio, Mahomes encontró a Travis Kelce para la segunda anotación de la noche.

La reacción de los de Chicago llegó hasta el tercer cuarto, cuando, vía terrestre, Cordarrelle Patterson llevó a los suyos hasta primera y gol, sin embargo, el mariscal de campo de 25 años de edad no logró encontrar la combinación que los acercara en el marcador.

A segundos de finalizar el tercer episodio, Eddy Pineiro pateó para el gol de campo de 46 yardas que les diera tres puntitos en el tablero. La reacción de los Chiefs fue inmediata, pues, apenas en la siguiente ofensiva, Mahomes conectó con Damien Williams para alejarse en el marcador y confirmar la superioridad en el emparrillado de Chicago.

Con un nuevo gol de campo, Harrison Butker conseguiría la suma de ocho puntos para dejar el marcador 26-3, el eventual final en la Ciudad de los Vientos.

Además de guiar a su equipo a la victoria, Mahomes se convirtió en el primer jugador en la historia de la NFL en conseguir más de 9,000 yardas por pase y 75 pases de touchdown en sus primeros 30 juegos dentro del máximo circuito de futbol americano.

Al finalizar el encuentro, Mahomes completó 23 envíos para 251 yardas y dos touchdowns, mientras que Trubisky completó 18 pases para 157 yardas, pero con la cuenta de anotaciones en cero.

Para la última semana de la temporada regular, los Osos de Chicago (7-8) visitarán el U.S. Bank Stadium para enfrentar a los Vikingos de Minnesota (10-4), mientras que los Jefes de Kansas (11-4) recibirán en el Arrowhead Stadium al peor equipo del Oeste de la Americana: los Chargers de Los Ángeles (5-10).

Anuncios

Deja un comentario