Pumas CU implacable, aplastan a Leones Anáhuac en duelo de invictos

Las características de toda la temporada: defensiva sofocante que se roba balones, ofensiva sumamente balanceada. Pumas CU jugó su juego para aplastar 42-17 a los Leones Anáhuac México, que poco les sirvió llegar como la mejor ofensiva de la Conferencia.

Alberto García Ramos / receptor
Fotos: Ernesto García / receptor

Los Pumas CU mantuvieron el invicto con categoría al aplastar 42-17 a los Leones Anáhuac México, quienes conocieron la derrota por primera vez en la temporada, en acciones de la Jornada 4 de la Conferencia Jacinto Licea de ONEFA. 

A pesar de llegar como la mejor ofensiva del circuito estadísticamente hablando, los Leones descifraron a la muralla auriazul cuando el partido estaba ya decidido, y Pumas forzó tres robos de balón en las tres primeras series para subirse 14-0 temprano en el partido. Dos intercepciones y un fumble establecieron el tono de lo que sería una muy difícil mañana para la Anáhuac dentro de la casa del deporte de la UNAM, el Estadio Olímpico Universitario.

El marcador se abrió gracias a un pick six del linebacker Diego Pareyón (31), quién aprovechó la presión que sufrió el QB mexiquense Alejandro Márquez (16) para irrumpir en una jugada de pantalla y logró regresar el balón 45 yardas hasta las diagonales.

Ésa fue la segunda intercepción de Márquez, la primera siendo de Óscar Múñoz (17) en la cuarta jugada del encuentro. 

Con Pumas arriba 7-0, la Anáhuac regresó a los controles solo para volver a perder la posesión: un fumble recuperado por la defensiva le dio primero y diez en la 26 para anotar a la UNAM. Esa serie terminó con un pase de touchdown de Daniel de Juambelz (18) a Abraham Tello (23), y dentro de los primeros diez minutos del encuentro, los locales ya se separaban 14-0.

La ventaja fue una que mantuvieron de inicio a fin, gracias a la impenetrable defensiva de los Pumas, comandados por el Head Coach Félix Buendía. Durante esa primera mitad, la Anáhuac comenzó tres series en territorio rival y sólo lograron tres puntos de esos drives, en uno que empezaron en la yarda 9 luego de un mal centro de la ofensiva puma. 

La línea ofensiva permitió 5 sacks sobre Márquez, y durante los primeros tres cuartos, la ofensiva leonina nunca pudo carburar.

Con la ventaja 14-3 en la intermisión, Pumas mantuvo en los controles a De Juambelz durante el tercer cuarto. El QB de quinto año lideró la carga en la segunda serie regresando del descanso  para que Marco Cisneros (27) se metiera a las diagonales en un acarreo de seis yardas y subiera 21-3 al local.

El primer touchdown para la Anáhuac vino de otra oportunidad en la que empezaron tremendamente profundo en territorio rival. Luego de un fumble en el que la defensiva se alzó con la posesión, los Leones tuvieron primero y diez en la 18 rival. Cuatro jugadas después, Hiram García (22) se metió al endzone en un acarreo de 5 yardas para acercar 21-10 a los melenudos. 

Pero en los momentos finales del tercer periodo, Cisneros consiguió su segundo touchdown de la tarde, éste en acarreo de 12 yardas, para que todavía con quince minutos, Pumas siguiera extendiendo su ventaja, poniendo las esperanzas de la Anáhuac a pender de un hilo, abajo 28-10.

Necesitando anotar con urgencia, la Anáhuac entró a la ofensiva para generar un tres y fuera. Luego del despeje, Pumas respondió con una serie de doce jugadas que el QB Marco Durán coronó con un touchdown de 3 yardas por la vía terrestre, subiendo 35-10 para terminar de sepultar a los melenudos mexiquenses. 

Con siete minutos para el final, Márquez logró una conexión de 29 yardas con Diego Velasco (11) para agregar un poco de decoro al marcador y acercarlos 35-17. Pero Pumas respondió con el golpe de knock-out, y en la serie consecuente, Durán conectó con Alejandro Prado (9) en una jugada de 27 yardas que terminó en las diagonales, y también, con el movimiento en el marcador. 

Durán entró como relevo por primera vez en la temporada pero cumplió con par de touchdowns.

Dos intercepciones -ambas en las primeras dos series-, dos fumbles perdidos y cinco sacks sobre el QB Alejandro Márquez fueron suficiente daño de la defensiva auriazul para irrumpir por completo el ritmo del ataque más prolífico de la Conferencia. 

A pesar de que Márquez terminó con 226 yardas por aire (en 29 completos de 35 intentos), la mayoría de las mismas vinieron en el último cuarto, ya que sólo logró 83 yardas en los primeros 45 minutos, sumadas las dos intercepciones. Además, la defensiva terrestre de los Pumas limitó a 61 yardas a los melenudos.

Del lado ofensivo, los unamitas una vez más demostraron el soberbio balance ofensivo que manejan: 164 yardas por carrera y 162 por aire. Los castigos fueron nuevamente el punto de mayor atención para los felinos del pedregal, ya que nuevamente superaron las 100 yardas (135 en 12 penalizaciones), pero ese punto débil no fue factor para que no aplastaran a los antes invictos Leones Anáhuac.

Pumas CU (4-0) continúa con marca perfecta pero la pondrán en juego el próximo sábado a las 9 de la mañana en el Estadio Olímpico Universitario frente a los Burros Blancos (4-0), que vienen de vapulear a 56-0 a las Águilas UACH, mientras que los Leones Anáhuac (3-1) visitan a las Águilas Blancas (3-1) en un duelo clave para aspiraciones de postemporada. 

Anuncios

Deja un comentario