Liga Mayor

¿Adictos al drama? Burros Blancos con otra remontada, 21-17 sobre Linces UVM

Con una primera mitad sumamente floja por segunda semana consecutiva, los Burros Blancos le pusieron el sazón de drama necesario al inicio de la Jornada 3 de la Liga Mayor para venir de atrás y vencer a los Linces UVM.

Alberto García Ramos / receptor
Ernesto García / receptor

Burros Blancos vino de atrás -otra vez- para vencer de visita 21-17 a los Linces UVM en lo que fue un explosivo inicio a la Jornada 3 de la Conferencia Jacinto Licea de la Liga Mayor de ONEFA.

Adictos al drama se están volviendo los Burros Blancos del Instituto Politécnico Nacional. Siete días atrás, remontaron un déficit de 13 puntos en el cuarto cuarto para vencer 14-13 a los Auténticos Tigres. Este viernes, remontaron una desventaja de 14 puntos al medio tiempo para sobreponerse 21-17 a los Linces UVM en el Estadio José Ortega Martínez del Campus Lomas Verdes, Estado de México. 

“Siempre es importante cerrar bien los juegos. Se dice que los equipos grandes, aunque no jueguen bien, saben cómo ganar, eso es algo que está logrando Burros Blancos, pero no nos gusta”, expresó Alejandro García, QB de los equinos luego de la sufrida victoria en viernes por la noche, donde portó dos jersey, el #1 y el #93, por un error de logística con su tradicional número 9. 

Sobre el lento inicio de la escuadra, el Head Coach Agustín López definió en una palabra lo que le faltó a su equipo: orden. Su QB añadió: “Llegamos desenfocados, cometimos muchos castigos, son detalles que marcan la diferencia.” En total, Burros cometió 13 infracciones para perder 120 yardas. 

Y justamente Linces empezó a tomar provecho de esos detalles para saltar a la ventaja 14-0 en la primera mitad del encuentro. Dos pases de touchdown de Johan López (16), QB de segundo año, significaron dicho marcador: el primero de 24 yardas para Brandon Cruz (18), culminando una serie de 13 jugadas y 70 yardas en total; el segundo con Edgar Rodríguez (12), de 5 yardas, para terminar un hilo de 15 jugadas y 80 yardas. Luego de una exhibición para el olvido contra Pumas CU, la ofensiva del Head Coach Rodrigo Pérez le estaba pegando en la boca -y bien- a los finalistas de 2018.

Rodríguez (12) elevaba 14-0 los cartones en el segundo cuarto.

García y la ofensiva politécnica estaban completamente estancados. Su serie más productiva de la primera mitad, la cual se metió hasta la 34 rival, terminó en una intercepción de los Linces, cortesía de Julián García (37), intercambio de balón que derivó en la serie del 7-0 para la UVM.

En la última jugada del segundo cuarto, Julián García se quedó una vez más con una intercepción sobre el QB equino, para así mantener la blanqueada pasados 30 minutos. Dicha blanqueada, no obstante, duraría poco luego del descanso del medio tiempo.

Beneficiados por el campo corto, Burros solo tuvo que cubrir 54 yardas en 5 jugadas en su primera serie del tercer cuarto para meterse a las diagonales —asistidos por un castigo de 15 yardas de agarrando de la máscara por parte de Linces. Precisamente la UVM fue la eventual víctima de sus propias fallas, ya que terminaron con 14 castigos y pagaron con 170 yardas.

Burros rompió el 0 con una QB sneak de Alex García (#93 en ese momento). Y una vez más, complementados por una rápida detención de su defensiva, fueron beneficiarios de un campo corto: la patada de despeje de los locales en la serie consecuente tuvo un bote favorable para el IPN, y empezaron su serie a 32 yardas de las diagonales, abajo 14-7.

En tres jugadas llegaron a la 1, pero en otras tres jugadas más la defensiva Lince se cerró. Cuarta y gol con centímetros para romper el plano, García una vez más forzó su físico para su segundo touchdown por tierra en la velada. Cuatro minutos restantes en el tercer cuarto y teníamos juego nuevo, 14-14.

En cuarta oportunidad, García se aferró para cruzar el plano y empatar 14-14.

Ya en acciones del último periodo, la Universidad del Valle de México logró hilvanar un importante avance para meterse hasta la 14. Ahí, en 4a oportunidad y 4, Miguel González (37) convirtió bueno un gol de campo de 31 yardas para despegar nuevamente a Linces, ahora 17-14.

En su visita a Nuevo León hace una semana, le tomó 53 minutos a los Burros ponerse en el marcador. Este viernes en el JOM, les tomó 54 minutos tomar su primera delantera —a la postre, la definitiva. En tres jugadas cubrieron 68 yardas: una conexión de 29 yardas de Alex con su hermano Luis Enrique (7), una carrera del propio QB de 8 yardas, y la cereza en el pastel la puso el novato Julio Hurtado (21) con un acarreo de touchdown de 32 yardas por el centro de la defensiva felina para 21-17. 

Nadie iba a tocar al novato Hurtado en su camino a las diagonales — y la victoria.

Con seis minutos para el final, sin embargo, y el efervescente apoyo de su tribuna local, los Linces le inyectarían el drama necesario al último acto de este partido. Enfrentando 3era y 7 desde propia yarda 28, Johan López recordó a todo asistente por qué fue el novato del año en 2018: un pase de 54 yardas con Héctor Rodríguez (10) que fue puro toque, no sólo hacia respirar las esperanzas de sus fieles, sino que ponía en posición firme para la remontada y la victoria. Pero en un juego marcado por los pañuelos amarillos, la UVM se disparó en el pie hasta el final.

En jugadas consecutivas, la ofensiva cometió dos castigos para mandarlos 15 yardas atrás. Forzados a intentar un gol de campo 44 yardas en cuarta oportunidad, González respondió con la distancia y la puntería, y parecía que Linces apostaría por su defensiva, abajo nada más 21-20 con todavía tres minutos. 

Pero un castigo tardío mantuvo vivo el ataque: Gabriel Omaña (70) cometió una rudeza al pateador, lo que otorgó primero y diez en la yarda 14 para Linces, borrando los tres puntos, pero estando en la puerta de la victoria. Para Burros, los fouls en su contra estaban a punto de marcar diferencia.

El Coach Pérez decidió que en esta serie se definiría el encuentro. Sin prisa, dejando consumir el reloj, dejaron que llegara la marca de los 40 segundos enfrentando 3era y 11. Una ganancia de apenas 6 yardas puso cuarta y 5 en la 9 para anotar. 

Dentro de los últimos 20 segundos, la ofensiva Lince intentó buscar el primero y diez antes de ir a las diagonales, y un intento de resbalada para Rodríguez (12) terminó en un fumble, el cual rebotó hasta el endzone, y entonces se armó la melé. La señalización de qué equipo se alzaba con la posesión prácticamente declaraba al ganador: debajo de la montaña de jugadores, Burros Blancos reclamó la bola, y con eso, la victoria. Vino Alex para poner rodilla en tierra y sentenciar el 21-17 final.  

Sin el pase de 54 yardas de López en ese último hilo, el drama no se hubiera elevado al máximo para finiquitar el choque entre Burros y Linces. Pero atinadamente señaló el coordinador defensivo politécnico, Gabriel Sánchez, que los castigos de sus pupilos no sólo asistieron en esa serie, sino otras dos que resultaron en puntos para la UVM: la del 14-0 en el segundo cuarto sobrevivió por una rudeza al pasador en 3era oportunidad (la jugada había sido un pase incompleto), y para el 17-14, un foul personal defensivo metió a Linces hasta la 13. 

“El problema de los castigos hoy fue un factor que no habíamos tenido tan marcado en juegos anteriores y fue algo que hizo diferencia”, expresó el HC López, y coincidió con su Coordinador Defensivo que esos pañuelos amarillos hoy no les costaron el ganar pero sí un muy sufrido final. 

Tanto Johan López como Alex García fueron Seleccionados Nacionales para el Mundial U19 de 2016 en Harbin, China, y en el enfrentamiento de mariscales de campo, López consiguió el mejor desempeño con 14 completos de 23 intentos para 142 yardas aéreas y sus dos touchdowns. García apenas consiguió 93 yardas en 9 completos de 20 intentos, dos intercepciones, añadió 30 por tierra, y dos anotaciones, pero al final, fue su equipo el que se alzó victorioso.

García, sin su jersey original, no tuvo una actuación extraordinaria, pero es el comandante justo de la ofensiva politécnica.

“Confianza. La ofensiva cree mucho en sí misma, y creemos que somos capaces porque lo somos. Al final, eso nos ayuda a darle vuelta a este juego”, describió Alex sobre el sentimiento previo a la serie que terminó por ganar el encuentro.

Para los aficionados, confianza, también. Confianza de que Burros Blancos dará un espectáculo, y saberse no solo entre ellos sino para entre el resto de los equipos que sí, los equipos grandes saben ganar, aunque la totalidad del partido no sea una belleza. 

La UVM mejoró totalmente su exhibición en comparación a la semana pasada y totalizaron 266 yardas a la ofensiva. Pero como a Burros, los castigos marcaron diferencia. Y a ellos, sí les costó la victoria. 

Burros Blancos (3-0) termina un tour de tres visitas y por fin se estrenará en casa cuando reciban el próximo sábado a las Águilas de Chihuahua (0-3). Mientras tanto, Linces (1-2) tiene oportunidad de desquitar la dolorosa derrota otra vez contra el Politécnico, cuando reciban el próximo viernes a las Águilas Blancas (1-1). 

Deja un comentario