Mandan a Antonio Brown a los Raiders

Se acabó la telenovela del receptor Antonio Brown con los Acereros de Pittsburgh, ya que fue mandando a los Raiders de Oakland a cambio de par de selecciones de Draft. Lo más importante: el jugador recibirá su tan anhelado aumento salarial.

Se acabó el drama en Pittsburgh.

A pesar de que Antonio Brown fue pieza fundamental del equipo durante las últimas 9 temporadas, la relación entre el jugador y los Steelers se fracturó a finales de 2018, y en esta off-season, terminó por desmoronarse.

Fue hace unas semanas que el receptor externó su inconformidad y exigió a los Acereros que lo cambiaran de equipo. Pero no se quedó ahí, ya que en entrevista con ESPN días atrás, externó que tendría que irse a un equipo que lo quiera, que “juegue con mis reglas”, y que estuviera dispuesto a aumentar su salario, porque si no, amenazaría con retirarse del la NFL.

La noche del jueves parecía que los Acereros habían encontrado un compañero de negociaciones: los Bills de Buffalo. Al final, ese cambio se vino abajo porque supuestamente Brown externó que no jugaría con los Bills.

Pero en la noche del sábado, el mismo Brown anticipó la noticia: con una foto del receptor de 30 años vestido del plata y negro, se anunció su llegada a la bahía californiana con los Oakland Raiders.

Adam Schefter, de ESPN, reportó que los Raiders le pagarán 50 millones de dólares por tres años al receptor, con la posibilidad de ganar hasta 54 mdd gracias a los incentivos, además de que tiene 30 millones totalmente garantizados.

Su contrato en Pittsburgh era de 38 millones, pero nada de eso estaba garantizado, y en términos de salario anual, pasó de 12.6 a casi 18 millones por año.

Los Raiders reciben a Brown y a cambio, Pittsburgh recibirá las selecciones de tercera y quinta ronda del Draft de Oakland, todavía por definir si ambas serán para el Sorteo de este año.

Antonio Brown es el único receptor en toda la historia de la NFL en registrar seis temporadas consecutivas con 100 recepciones o más en cada una de ellas. En sus nueve años, totalizó 837 atrapadas para 11,207 yardas y 74 touchdowns.

Los Raiders se fortalecerán con lo que, para muchos, es el mejor receptor de la NFL, y un ataque aéreo agónico se verá revitalizado. En 2018, Brown tuvo ocho touchdowns en pases de 20 o más yardas; como equipo, Oakland tuvo 4 en toda la temporada.

Para Pittsburgh, la atención del juego aéreo ahora será total para el joven ala abierta JuJu Smith-Schuster, quien en 2018 saltó a la luz con una campaña de 111 recepciones y una selección al Pro Bowl.

Una última marca dejará Brown en la ciudad del acero: por haberlo cambiado, los Steelers se verán forzados a absorber un golpe de 21 millones de dólares en su tope salarial, el llamado dead money (dinero muerto). Se estima que esos 21 millones sean la cifra más alta de dinero muerto en la historia de la liga.

El cambio de Brown a los Raiders se hará oficial el próximo miércoles, cuando arranca la agencia libre de la NFL, el año nuevo de la liga.

Anuncios

Deja un comentario