Los Cleveland Browns ganaron; Baker significa esperanza

Por primera vez en 20 juegos, los Cafés de Cleveland salieron de un partido de fútbol americano como el equipo victorioso. Fueron 635 días los que tuvieron que pasar entre la última victoria de los Browns y la más reciente. La noticia más promisoria para la franquicia es que su Quarterback novato, Baker Mayfield, lideró un regreso de 14 puntos abajo para ganar.

Alberto García Ramos

El segundo Thursday Night Football de 2018 fue histórico, al menos para la ciudad de Cleveland, Ohio, en los Estados Unidos.  Los Cleveland Browns recibieron la visita de los New York Jets, y cayeron en un déficit de 14-0 en el segundo cuarto, en lo que empezaba a formarse como la derrota número 2 en la temporada para los Browns, y el décimo noveno partido consecutivo sin conseguir la victoria.

Fue con 3 minutos en el segundo cuarto que el quarterback titular en Cleveland, Tyrod Taylor, salió del terreno de juego por lo que posteriormente fue diagnosticado como una conmoción. Para la siguiente serie el novato QB egresado de Oklahoma, Baker Mayfield, hizo su debut en el profesional, y lideró a los primeros puntos de la noche de los Browns, poniendo un gol de campo en la pizarra 14-3.

Mayfield le dio vida inmediata a los Browns que han sido completamente moribundos desde 2016, ganando 1 juego en los últimos 34 partidos.

Los Browns empataron el marcador con 40 segundos en el tercer cuarto. El primero de dos touchdowns por tierra para Carlos Hyde los acerco a dos puntos, pero la conversión de dos puntos vio al novato quarterback recibir el pase en las diagonales:

Sin embargo, hay que recordar que en el último juego en el que Baker Mayfield vio acción, también recibió un pase en las diagonales, en la semifinal nacional del College Football con Oklahoma:

Una serie de 15 jugadas y 75 yardas fue el punto de exclamación para la histórica victoria de los Cleveland Browns. Carlos Hyde capitalizó con su segundo touchdown de la noche, para subir el marcador a lo que sería el eventual 21-17.

La defensiva de Cleveland definitivamente es el punto más fuerte de esta escuadra que ya tiene un mejor récord que en 2017. Otro novato sensación se está robando los reflectores: el esquinero Denzel Ward (4ta selección global del Draft) provocó y él mismo recuperó un fumble dentro de la zona roja de los Jets, su tercer robo de balón en 3 juegos como profesional.

Para los Jets, un flamante novato también está comandado las acciones ofensivas. Egresado de USC, el QB Sam Darnold hoy fue amedrentado por la defensiva canina, y su compostura característica como mariscal se vio derrumbada.

Con 1:27 para finalizar y la oportunidad de la voltereta, Darnold lanzó una muy costosa intercepción que el linebacker Joe Schobert se quedó. Los Jets tuvieron un último chance de intentar ganarlo, pero Terrance Mitchell provocó la segunda intercepción del día, ésta para asegurar la eufórica victoria, con 15 segundos en el reloj.

Baker Mayfield terminó con 17 completos de 23 yardas para 201 yardas. Pero lo más importante en la ciudad de Cleveland, es que ingresó al emparrillado para hacer su debut, y sacar la victoria.

Desde 2008, los Browns tenían 1 victoria, 72 derrotas y 1 empate cuando estaban abajo por 14 o más puntos. Cleveland estaba abajo 14-0 en el momento que Mayfield entró de cambio por el lesionado Taylor. Y el ganador del Heisman en 2017, primera selección del Draft en 2018, y trigésimo quarterback titular para los Browns desde 1999, añadió una victoria a esa estadística en su debut como profesional.

Eso, se llama esperanza para la ciudad de Cleveland.

Anuncios

Deja un comentario