Liga Mayor

De que se puede, se puede

Receptor. Declaraciones desafortunadas del Rector del ITESM, Dr. Rafael Rangel Sostamann. O está desinformado o quiere establecer un precedente dañino para el fútbol americano. Violar los reglamentos para que jueguen los Borregos. Algo que ellos mismos han criticado de ONEFA.

Por Alberto García

Desafortunadas, por decir lo menos, las declaraciones del Rector General del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, ITESM, Dr. Rafael Rangel Sostmann.

O está muy mal informado o de plano raya en el cinismo.

Esta bien que se muestre descontento, como lo declaró en entrevista con el diario Milenio de Monterrey, pero otra cosa es que sea un promotor de la violación a los reglamentos.

Le dijo a la reportera Lourdes Flores, al hacerle la pregunta de qué esperaban lograr en el Congreso, “el poder jugar, pues de qué sirve que regreso si no juego”.

Hasta ahí se entiende su postura.

Pero donde no se midió fue cuando le explicaron los reporteros que la ONEFA no les dieron juegos porque ya estaba hecho el calendario de dos años, algo que respondió tajante “pues si quieres sí (se puede volver hacer el calendario)”.

Vaya. La posición  del Tec de Monterrey en marzo de 2009, de crear una nueva liga se debía a que ONEFA “no respeta los reglamentos y constantemente violan los acuerdos establecidos”

Y el mismo Rector Rangel firmó en mayo de 2009 la salida de los cuatro equipos del Tec de ONEFA, por esa falta de respeto al reglamento por parte de la Liga.

Y ahora, solicito, propone ¡que se violen los reglamentos y que  se rehaga el calendario!

Bien sabe el coach Frank González, y su representante Celestino García, que está establecido en actas de la Liga, que el calendario es por dos años.

Ellos han ocupado en por lo menos 3 ocasiones la presidencia de la Liga.

O no le informan al Rector del Tec, o éste es un promotor del influyentismo.

“Pues si quieren, sí”.

Por el Tec, habría que “violar” el acuerdo del calendario bianual.

No bueno.

Al rato entonces también pediría que las becas fueran disminuidas de manera gradual, pues “tienen poquitico más de 75” como lo dijo alguna vez el coach González.

Y ya encarrerados, pues hasta exigiría cambiar sedes y horarios.

Qué desafortunada declaración. De alguien que se supone profesa el orden institucional. No es cuestión de “querer”, es un asunto de respetar lo establecido.

¿O sólo porque son el Tec de Monterrey habría que cambiarlo todo?

Deja un comentario