Liga Mayor

Reculan Borregos

Receptor. El Tec de Monterrey llegó a la junta del rediseño del calendario de ONEFA con una carta del Rector Dr. Rafael Rangel Sostam solicitando su reingreso a la Liga. En una actitud totalmente incongruente, los que intentaron destruir a la ONEFA, ahora pretenden regresar. Llegan con un simple «borrón y cuenta nueva». Las posiciones son encontradas entre los integrantes de la Liga. «Hay cosas que el dinero no puede comprar

Editorial

Insólito.

Si es cierto lo que ocurrió esta mañana, durante la reunión de la Onefa para rediseñar el calendario, es de poca vergüenza.

Trascendió que el Tec de Monterrey se presentó con una carta del mismísimo Rector Dr. Rafael Rangel Sostam para solicitar que los perdonen y que reintegren a sus 4 equipos a la Liga.

La noticia ha corrido como reguero de pólvora. Los representantes de las instituciones están desconcertados. ¿Con qué cara el Tec de Monterrey ahora pide jugar en una liga que ellos mismos declararon como «de bajo nivel»?

¿Ahora resulta que quieren jugar en una liga que ellos mismos, a través de diferentes medios de comunicación calificaron de mediocres?

El poder no sólo ciega, al parecer también enloquece.

Apenas hace 40 días, el viernes 13 de marzo, el Tec de Monterrey encabezó una sublevación, un motín, una traición contra los equipos que integran la Onefa, y sin remordimientos, con cálculos precisos, con planeación, con dolo, anunciaron que abandonaban la competencia para crear la Liga Ncional de Fútbol Americano Colegial.

Su intención, lo declararon abiertamente, era crear un torneo con «el mejor nivel competitivo». La razón, que UNAM e IPN obstaculizaban el desarrollo del fútbol americano.

Hoy, al verse solos, cuando la mayoría de los equipos a los que convencieron en su momento para que destruyeran Onefa, los abandonaron, regresan con una actitud mesquina, indignante, sinvergüenza y piden regresar y hacer como que no pasa nada.

La posición de los integrantes de Onefa debe ser histórica. No deben permitir el regreso del Tec. Por lo menos por ahora. No pueden ceder a chantajes sentimentales, cuando han sido 15 años de monopolio de becas que han provocado la peor crisis del fútbol americano estudiantil

Esta vez nadie los corrió, se fueron de manera voluntaria, y agrediendo. Frank González y el Tec traicionaron a la Liga e intentaron destruirla.

Si decidieron eso, pues que se vayan.

Hay cosas que el dinero no puede comprar. Entre ellas la dignidad.

Categories: Liga Mayor

Tagged as: ,

Deja un comentario