Fieles a su estilo: Auténticos regresa a la Intermedia con victoria sobre Águilas Blancas

Fue el primer partido en prácticamente dos años para una Intermedia que busca hacer historia. Las Águilas Blancas presentaron su mejor versión y físicamente les demostraron estar a la altura. Pero como en sus últimos 29 partidos, los Auténticos Tigres resolvieron y ganaron. Comienza el camino por el inaudito octa.

Alberto García Ramos / receptor

No existe ninguna fórmula secreta para la completa dominación que han tenido los Auténticos Tigres en la Categoría Intermedia de la ONEFA durante la mayor parte de la última década. Usualmente se reduce a que son más grandes, más físicos y más veloces que sus rivales, y así es como han doblegado a la competencia al ritmo de siete campeonatos consecutivos para la UANL.

“Creo que ningún equipo que esté en categoría Intermedia es uno al que se le puede jugar relajado, sabíamos que teníamos que venir a jugar duro. Siempre vamos a venir a querer ganar y a querer estar; somos un equipo muy físico, es lo que nos caracteriza, somos físicos y rápidos, es lo que tratamos de hacer en toda ofensiva y toda defensiva”, dijo el RB Angel Alvarado tras la victoria 19-13 de los Auténticos sobre las Águilas Blancas en acciones de la Semana 2 desde el Casco de Santo Tomás en la Ciudad de México, primer día de actividad para los regiomontanos en la actual temporada.

Para serlo, no sólo hay que parecerlo, sino también saberlo.

Los Auténticos Tigres llegaron a esta temporada 2022 con un número de rachas impresionante: primero están los siete títulos consecutivos, de 2013 a 2019. Teniendo en consideración que en 2020 y 2021 las temporadas no se jugaron por la pandemia, los regiomontanos son los heptacampeones reinantes.

Luego está el hecho de que no sólo se hacen dueños del campeonato: simplemente no pierden. Desde arrancar 0-3 en la temporada 2016, los Auténticos, ya con la victoria este sábado, están con una racha de 29 victorias consecutivas en esta categoría.

De 2013 a la fecha tienen un récord de 53 ganados y 5 perdidos, incluyendo postemporada. Cinco de esas tres derrotas vinieron en la ya mencionada temporada 2016, en la que a pesar de estar al borde de la eliminación, ganaron cinco consecutivos para el entonces impresionante tetracampeonato.

“Se habla poco, no habíamos abordado el tema (de la dinastía en Intermedia) hasta ayer, que sí, los medios de comunicación suben muchas cosas de días sin perder, cosas de esas. Sí es algo que pesa, seas tú el que haya ganado o no, pero lo que a todos nosotros lo que nos sigue motivando es que nosotros estamos creando nuestra propia historia, ahorita la empezamos, la empezamos con una victoria, pero es lo único que llevamos nosotros. Nosotros no hemos ganado absolutamente nada, es creo lo que nos está manteniendo motivados. No confiarnos, no decir que ya ganamos siete porque en realidad no fuimos nosotros”, reflexionó Alvarado.

De 2013 a la fecha, los Auténticos tienen 5 derrotas. Ninguna ha sido contra Águilas Blancas.

Como es costumbre en Auténticos, Alvarado fue parte de una rotación pesada en el juego terrestre que lo vió ser el corredor con más toques de balón (17 acarreos para 54 yardas). Él abrió el marcador en la primera serie del partido con un touchdown de 2 yardas para subir 6-0 a los Auténticos.

En el cuarto cuarto, sin embargo, quien se volvió protagónico fue Jorge Chaib, quien apenas tuvo 6 acarreos, pero dos de esos terminaron en touchdowns de 44 y 45 yardas, respectivamente, a la postre la diferencia para poder vencer a los Volátiles en Santo Tomás.

Si bien éste es el estilo de los Auténticos Tigres, las Águilas Blancas lo sabían y estuvieron a la altura del reto. Las dos mitades presentaron estilos distintos: en la primera, las líneas ofensivas por más que intentaban abrir los huecos, estaban teniendo poco éxito. Los ataques machacaban el campo pero se estancaban eventualmente y terminaban entregando el balón por vía del despeje.

Regresando del descanso, el QB de los Volátiles, Iram Ayala, tuvo que abandonar el partido por una lesión en el tobillo. Pero esto terminó siendo una acción que revitalizó a la ofensiva: entró el sustituto Kevin Aguilera, y el juego aéreo de los politécnicos despegó.

Aguilera terminó con 108 yardas y un pase de touchdown en 9 pases completos de 20 intentos. La anotación justamente fue la que empató el partido por primera vez, en una conexión de 8 yardas con Alan Cuevas en la recta final del tercer cuarto. El punto extra les daría una ventaja pero como Auténticos, terminaron fallando, y se mantuvo estático el 6-6.

Por segundo juego consecutivo, Cuevas, que ya se está posicionando como gran prospecto para Liga Mayor, encontró las diagonales.

Pero fue entonces que entró Chaib con sus piernas más frescas: tres de sus seis acarreos vinieron en la serie consecuente a la anotación de las Blancas, con ganacias de 14, 12 y 44 yardas, ésta última terminó en las diagonales, con la que el prospecto para Liga Mayor se estrenó como eso, como un legítimo jugador a seguir durante los próximos 7 años. Ahora sí metieron el extra y se puso 13-6, ya en el cuarto cuarto.

Entonces las Blancas montaron otra excelente serie, respaldándose en el QB Aguilera: con pases completos de 8, 10, 6, 12 y 11 yardas, los politécnicos se metieron hasta la yarda 1, y la metieron a las diagonales por la vía terrestre. Necesitando el extra para empatar, ahora sí lo hicieron, y se puso 13-13.

Pero una vez más, Chaib: apenas en la cuarta jugada del drive siguiente, el corredor saltillense se escapó otra vez, ahora 45 yardas, con prácticamente la misma jugada de zona del lado derecho de la línea ofensiva, para poner el 19-13 que eventualmente fue el marcador final.

Chaib tuvo seis acarreos. Con dos marcó diferencia.

Las Águilas Blancas tuvieron dos series por el resto del partido, y sólo lograron conseguir un primero y diez, para entonces consumar que la búsqueda del octacampeonato de los Auténticos comenzó con una victoria.

“Primer partido aquí en el DF, contra una universidad grande, complicado. Tanto las condiciones de juego, de visita, la tribuna, y no tener a la familia de nuestro lado”, dijo Chaib, hijo homónimo del corredor de los Lobos UAdeC en la década de los 90, cuando la jauría coahuilense subió a la máxima categoría de ONEFA.

“Es mucha dedicación, venimos a esto, a dejar el corazón en el campo y gracias a Dios hoy se triunfó. Primera vez que vivo esto y cumplimos, más que nada felices con el equipo”, externó Chaib, quien a sus 18 años está enlistado en el roster de su equipo con 93 kilogramos de peso, los cuales difícilmente alguien cuestionará. Terminó con 115 yardas terrestres en el partido.

De por sí es una temporada atípica de Intermedia, ya que prácticamente todos los jugadores de todos los equipos son novatos. Algunos, la última vez que jugaron, lo hicieron en el nivel juvenil, y no conocían todavía lo que es el nivel de la antesala de la Liga Mayor.

Los Auténticos Tigres llegan con un equipo que no vivió el último campeonato, pero igualmente son los heptacampeones defensores. Por supuesto que ninguno de estos jugadores participó en las temporadas que iniciaron con estas históricas rachas, la de títulos en 2013 y la de victorias en 2016.

Pero el equipo de 2022 luce como todos esos conjuntos campeones. Hoy, en su primer partido en dos años, resolvieron la difícil cita en el Casco de Santo Tomás con el estilo que los caracteriza: imponer el físico, imponer sus condiciones de juegos, imponer, al final, su victoria. El récord sigue marcando que en 6 años siguen siendo invencibles. Pero hoy frente a las Águilas Blancas, los Auténticos nos recordaron que ese estatus no es de gratis: hay que saber ganar. Los Auténticos saben.

Al menos así ha sido en los últimos 29 partidos en los que la UANL se presenta en Intermedia. Y para no variar en su primera exhibición del 2022, así continuó siendo.

29.

Deja un comentario