La NFL todavía no sabe manejar la violencia doméstica

  • En 2014, Ray Rice no fue suspendido de manera indefinida hasta que salió el video del brutal ataque a su prometida. En 2018, Kareem Hunt no es despedido hasta que sale otro video de su violenta reacción. Al mismo tiempo, Reuben Foster está empleado, a pesar de ser arrestado por cargos de violencia doméstica. ¿El problema no es el crimen, sino que haya un video que se muestre a la opinión pública? La NFL todavía no sabe cómo manejar esta problemática.

Alberto García Ramos

La NFL tiene un problema directamente ligado con la violencia doméstica. No con sus jugadores, ya que la NFL no es una liga aislada a las problemáticas sociales y la violencia de género es un conflicto grave que azota la sociedad en general sin discernir condición económica, de raza, o cualquier otra. No, la NFL tiene un problema por cómo maneja la violencia doméstica y de género.

La hipocresía en las acciones de los dueños y los altos mandos de la liga se puede encapsular en esta semana pasada de las acciones. Reuben Foster, ex linebacker de San Francisco, fue arrestado por segunda vez en el año con cargos de violencia doméstica. El sábado por la noche fue capturado por las autoridades locales en el hotel de la concentración de los 49ers, en Tampa, Florida, una noche antes de su partido contra los Bucaneros de Tampa Bay.

En abril, Foster fue arrestado por la felonía de violencia doméstica, por supuestamente atacar en febrero a su novia de ese entonces, dejándola con múltiples moretones y el tímpano roto. En mayo, sin embargo, se retractaron esos cargos cuando la mujer confesó mentir en su declaración.

Antes de estas acusaciones, no obstante, Foster también había sido arrestado y declarado culpable por posesión ilícita de marihuana. El mensaje era que Foster es un jugador problemático. El segundo arresto del linebacker fue lo que propició a los 49ers a despedirlo el domingo pasado. Los Washington Redskins recogieron al defensivo sólo 72 horas después del anuncio de su arresto, y a pesar de que fue puesto en la lista de Exentos del Comisionados, con lo que no puede jugar ni entrenar, sí recibe un cheque por parte de los Redskins.

El viernes en la noche, Kareem Hunt, corredor de los Kansas City Chiefs, fue despedido luego de que TMZ revelara un video de febrero pasado en el que se ve cómo ataca, empuja y patea de manera violenta a una mujer. A pesar de que esto fue sabido por el equipo y la misma liga desde que sucedió el ataque, y algunos medios de comunicación difundieron la información, Hunt no había sufrido ninguna sanción por parte de la liga.

La liga y Kansas City tenía consciencia de los actos violentos del joven corredor. En su posicionamiento oficial, los Kansas City Chiefs explicaron que se les avisó del incidente violento cuando sucedió, y que dejaron que la policía y la liga continuaran con sus investigaciones.

Como parte de nuestras discusiones internas con Kareem, varios miembros de la organización hablaron con él. Kareem no fue honesto en dichas discusiones. El video revelado hoy confirma ese hecho. Vamos a despedir a Kareem inmediatamente”, cerró contundente la franquicia de la NFL. 

La NFL salió a declarar que sí habían solicitado los videos de la evidencia en el hotel, pero que la investigación policial les negó el acceso, y por eso no hubo un accionar de mano dura. 

¿Ray Rice, alguien?

Espejo del caso de Ray Rice, el caso en 2014 lleno de infamia. El entonces corredor de los Baltimore Ravens también fue acusado de violencia doméstica por golpear a su prometida. La NFL procedió a suspender dos partidos a Rice, pero cuando el video del ataque se reveló a la luz pública (también por TMZ), entonces sí la liga suspendió de manera indefinida al también corredor. Desde ese momento, Rice no ha pertenecido a ningún equipo de fútbol americano profesional, pero no fue condenado hasta que TMZ hizo la labor de exponer las imágenes.

¿El problema no es el hecho de la violencia de género, sino que se vea el acto delictivo a los ojos de la luz pública?

Un ataque como el de Hunt a la mujer en Cleveland es una violación a la póliza de conducta de jugadores de la NFL; sin embargo, Hunt ha sido partícipe de todos los partidos de esta temporada para los Chiefs, tampoco ha sufrido algún castigo económico.

La NFL y los Chiefs quisieron mostrar mano dura una vez que salieron a la luz los actos violentos del corredor de 23 años. No cuando se enteraron en la pretemporada, no cuando salió a la luz la acusación, sino cuando se expone el momento. Y los Chiefs ni siquiera fueron los más acertados en su comunicado oficial, en donde dan a entender que no despiden a Hunt por su violencia doméstica, sino por no fue honesto en sus discusiones. Porque les mintió, no porque haya violentado a esa mujer.

La NFL ha comandado múltiples conferencias, talleres, comandan fundaciones de caridad para combatir la violencia doméstica y violencia de género. El 2014 supuestamente fue un punto de inflexión para cómo la liga iba a tratar a sus jugadores que cometieran actos delictivos especialmente de esta índole, porque en 2014 se vieron completamente negligentes: suspendieron dos partidos a Ray Rice, y hasta que se filtró el video del ataque, no fue que se desentendieron por completo de sus servicios como jugador.

Cuatro años después, se repite exactamente la misma situación. No se trata de atacar la violencia doméstica como un problema de vida o muerte, porque en la sociedad actual, así lo es, sino se trata de cuidar la imagen de la liga. La imagen, que justamente se ve afectada hasta que otra imagen, otro video, otra fotografía, conecte directamente algún acto barbárico, criminal, sin justificación, con la pureza que la NFL trata de mantener.

Kareem Hunt está desempleado y posiblemente será sancionado económicamente en los próximos días. Al mismo tiempo, Reuben Foster es miembro de un equipo profesional. ¿Será porque no hay video de las acciones de Foster? Si se llega a filtrar la imagen de él, ¿la NFL va a esperar para sancionarlo y los Redskins para despedirlo hasta ese entonces?

Claro, todo sería mejor si los jugadores no atacaran mujeres de manera violenta. Pero cuatro años después, la situación es la misma para la NFL porque así han decidido manejarlo.

Anuncios

Deja un comentario