Juego físico, accidentado, cerrado; Auténticos preserva la victoria frente a las Blancas

Los Auténticos Tigres de la Universidad Autónoma de Nuevo León derrotaron 27-24 a las Águilas Blancas del Instituto Politécnico Nacional en un encuentro marcado por lesiones de quarterback que cambiaron la dinámica del encuentro en el Gaspar Mass, de San Nicolás de los Garza, para arrancar con acciones de la Jornada 4 de la Liga Mayor.

Yonuet Campos
Foto: Orgullo Guinda

Los Auténticos Tigres volvieron a sufrir con un equipo del Instituto Politécnico Nacional, sin embargo, ahora sí preservaron la victoria luego de imponerse 27-24 sobre las Águilas Blancas en viernes por la noche.

Un primer cuarto sin puntos fue la introducción de lo que fue un partido absolutamente físico, y que la visita del IPN a Nuevo León causaría estragos por 60 minutos.

El mariscal de campo regiomontano, Víctor Cruz (17), tuvo que abandonar el terreno de juego durante la primera mitad luego de que se golpeara la cabeza contra el césped. Brayan Macías (15) entró a los emparrillados para comandar la ofensiva local y el perímetro de las Águilas Blancas le hizo pagar caro la novatez. Primero, José Antonio Gutiérrez (26) regresó una intercepción 100 yardas hasta la zona de anotación para poner a los Volátiles de Santo Tomás arriba 7-3, y luego,  Héctor Hernández (25) volvería a interceptar a Macías para dejarle el ovoide a su pateador Ángel Corona (49) en tiro de gol de campo. El Politécnico se fue arriba 10-3 a la intermisión.

Para el complemento, Cruz (17) regresó al campo para comandar la remontada regiomontana. Brando Niebla (87) y Brandon Calzoncit (3) serían los blancos elegidos por el propio Cruz para recuperar la ventaja, cada quien con touchdowns que volteó el marcador 17-10.

A pesar de ello, los volátiles de Santo Tomás encontraron un segundo respiro en las manos de su receptor Sergio González (86), quién se escapó 54 yardas hasta la zona final para lograr empate en la última jugada del tercer cuarto y mandar el 17-17 con quince minutos en el reloj.

Julio Vázquez (16), quien fue el mariscal de campo titular de las Blancas, tuvo que salir de acción debido a una lesión en la rodilla derecha, en acciones del cuarto cuarto y con el marcador empatado. Se le abrió la puerta al ex Cheyenne de Zacatenco, Yair Márquez.

Si bien, Águilas aprovechó en su momento la circunstancia de la novatez, los Auténticos hicieron lo mismo con Márquez al mandarle cargas constantes.

Ya en la ofensiva, el coach Zamora implantó su temible juego terrestre con Marcelo González (28) para desgastar a la escuadra rival, y como resultado obtuvo una anotación por la vía de Víctor Cruz; parecía que el juego físico de Nuevo León se impondría, la fórmula de siempre, anotando con apenas dos minutos.

Abajo 24-17 en el cuarto cuarto con 2 minutos y sin el Quarterback titular, las Águilas Blancas volvieron a empatar el partido casi de manera inmediata. Márquez conectó con Ángel Gutiérrez (9) quien soberbiamente eludió a dos posibles tacleadores y se llevó un pase 71 yardas hasta las diagonales. Quedaban menos de 120 segundos y el partido vio la pizarra igualarse otra vez.

Un tres y fuera de Nuevo León prendió la llama de la esperanza para los de Santo Tomás de poder robarse la victoria. Sin embargo, un balón suelto ocasionado por la experimentada defensiva llevó a Daniel Lara (90) a recuperar el ovoide profundo en el territorio politécnico. Jugadas más tarde, Reyna conectara el 27-24 final en gol de campo de 28 yardas.

Los Volátiles tuvieron un último chance de intentar empatar, luego de que un excelente regreso de kickoff dejara la bola en la yarda 45 rival. Sin embargo, un gol de campo de 57 yardas fue imposible para el Poli y la UANL preservó la victoria.

La victoria le vino cara a los Auténticos que a pesar de lo que muchos creen es un mal año, ya tienen dos victorias en casa y subieron su récord a 3-1. Mientras tanto, las Águilas Blancas regresan a la Ciudad de México con un récord de .500, 1-1 de cara a la Jornada 5 de la Liga Mayor.

Anuncios

Deja un comentario