‘La mirada del coach’, ganamos respeto internacional

Fue una batalla como se esperaba, de fuerte golpeo, gran desgaste físico, y mucha adrenalina en cada jugada. El saldo es de varios gladiadores aztecas caídos. Pero el espíritu esta en alto. Reporte del entrenador nacional, Raúl Rivera, en exclusiva para receptor.com.mx

Receptor especial

La estrategia funcionó parcialmente, jugar algo totalmente diferente los dos primeros juegos complicó el esquema de Estados Unidos, detuvimos a una ofensiva realmente poderosa en 17 puntos. Quien sabe de FBA, sabe que en teoría con eso puedes ganar.

¿Cómo perder un juego de futbol americano cuando quien gana sólo te avanza 27 yds por tierra en 24 intentos?, si leyeron bien, el promedio de los jugadores estadounidenses fueron Dashawn Thomas 1.6, Nate Kmic 1.6, Henry Harris 3.0, pueden revisar las estadísticas del juego, y su ataque aéreo no fue nada impresionante: 267 yds (habrá que recordar que una sola jugada fue de 40 yds).

Ofensivamente nos faltó ejecutar mejor, seguramente en el plan de juego ofensivo no se contempló la velocidad de reacción de los profundos rivales y la velocidad de sus frontales. Nuestros equipos especiales no pudieron hacer la jugada grande que le diera la vuelta al partido. En fin perdimos y esa es la única estadística que importa en cualquier deporte.

Los organizadores están felices, y comentan, porqué no el próximo mundial en México ¡Sí! ¿Porqué no?

Los jóvenes mexicanos se entregaron, por mucho este es el mejor equipo que Estados Unidos ha presentado en un mundial (no lo digo yo, lo dicen ellos), pero hoy se enfrentaron a la mejor selección que ha presentado México en un mundial (no lo digo yo, tambien lo dicen ellos). También es cierto, y no sólo hablo de futbol, hablo de orden, de disciplina, de orgullo de pertenencia, de concepto.

Sus hijos, sus esposos, sus novios, sus egresados, dejaron todo en el campo, no fue un juego sencillo, realmente no lo fue. En la conferencia de prensa sólo tuve un sentimiento “orgullo de ser mexicano, orgullo de ser un coach mexicano, orgullo de las instituciones que practicamos este deporte en nuestro país, orgullo de las ligas infantiles, orgullo de nuestro pasado, de nuestras raices”, el coach de Estados Unidos estaba sorprendido, elogió nuestra defensiva, nuestra velocidad, nuestro arrojo, alabó nuestra entrega, y nuestra valentía, pues según él esperaba dominarnos fácilmente. Lo que yo les pueda decir del físico y talento del rival será poco, tendrán que esperar a que los jugadores regresen para que cuenten la historia.

Seguramente habrá quien (como siempre) demerite el trabajo ó lo critique, esas son las “lacras que escriben sin poner su nombre, parias que seguramente hoy deseaban que fueramos aplastados por el imperio para sentirse algo o alguien” a todos ellos les mando un saludo, y les deseo honestamente que cambien, porque cuando alguien se atreve a mofarse ó a desear lo peor a su “selección nacional” es gente sin límites, son las remoras que impiden a nuestro país crecer, que tristeza me dan, sólo eso.

A los que nos apoyaron en la batalla con rezos, buenos deseos y buena vibra, les quiero enviar un fuerte y caluroso abrazo de parte de todo el equipo, no saben cuánto nos ha servido su apoyo, que bueno que se sientan orgullosos de su pais y de su equipo.

Mi reflexion es la siguiente: Hoy nos faltó “algo” ¿que pasaría si en lugar de entrenar 15 días hubieramos entrenado 30?, ¿que pasaría si todas las instituciones apoyaran para hacer una selección nacional?, ¿qué pasaría si nuestra federación tuviera el doble de presupuesto ?, y nuestro deporte tuviera un tercio del apoyo en radio, televisión, medios de comunicación de lo que tiene el futbol soccer (y dejo claro esto, no pienso en que les quiten a ellos) mi comentario va a que nos podrían apoyar a nosotros, ¿qué pasaría si todos los coaches estuvieramos unidos en México y cada quien cediera  un poco? déjenme contestarles….. “SERIAMOS CAMPEONES MUNDIALES” se los aseguro estamos muy cerca, y hoy mi compromiso con mi deporte y con México es: que haré todo lo posible para que esta unión se logre de alguna forma.

Por el momento tenemos varias bajas y mañana sabremos si podrán o nó jugar en el siguiente juego, David Aceves LB (distensión de ligamentos), Miguel Uresty DL( esguince de tobillo) Eumir Camacho LB (tirón), Rassielh López SS (posible fractura de costilla) Fernando Ramírez CB (abertura entre los dedos de la mano de aproximadamente 3 cm)  Eder Onesto DL (distensión de ligamentos) Alonso Munoz LB (esguince de segundo grado) Luis Araujo WR (tirón) “todos los demás ¡muertos de cansancio! Mentalmente ¡todos estamos enteros!

La derrota y la victoria duran un día, en Austria, ya es el día siguiente, así que esto ya quedó atrás, iniciamos el trabajo para el siguiente juego.

El día terminó lloviendo, Innsbruck esta triste, ¡México Perdió!,  Perdimos la BATALLA DE INNSBRUCK pero ¡ganamos el respeto mundial!

Nos vamos Innsbruck conociendo sólo su Estadio, pero será una ciudad que no olvidaremos. Por la mañana salimos a Viena a nuestra última batalla en Austria.

Entrenador de la Selección Nacional

Raúl Rivera Sánchez

Anuncios

Deja un comentario