Nadie pudo alcanzar a Julio Hurtado, que puso la daga.

Nadie pudo alcanzar a Julio Hurtado, que puso la daga.

Categories:

Deja un comentario