NCAA

Wow: Semana 6 del College Football NCAA

Texas contra Oklahoma. Arkansas contra Ole Miss. Iowa contra Penn State. Michigan contra Nebraska. Notre Dame contra Virginia Tech. Hasta Wake Forest contra Syracuse. Y por supuesto, Texas A&M contra Alabama. Todos estos partidos involucraron equipos del Top 25. Todos se definieron en la última jugada o por menos de 3 puntos. La quintaesencia del College Football: absoluta locura.

Alberto García Ramos / receptor

Parece que no hay días normales en el College Football de los Estados Unidos.

El inicio de la temporada 2021 de por sí ha traído constante incertidumbre para los equipos de la División 1 de la NCAA. Tras la conclusión de la semana seis, 40 equipos clasificados en el Top 25 de la Prensa Asociada (AP) han perdido en algún punto del año, la mayor cantidad según los registros de esta agencia que comenzaron en la década de los 1930.

Pero la semana 6. Wow.

Cualquier otro fin de semana, la atención estaría puesta en que seis equipos del más reciente Top 25 perdieron. Pero tras la conclusión de la jornada, pasó tanto en el panorama general del College Football, y con un dramatismo exacerbado, que no hay una sóla cosa en la cuál enfocarse. Tal vez sí, la locura inherente que es este deporte.

¿Las 11 de la mañana (hora del Centro de México) parece hora prudente para la psicosis colectiva? Porque fue el momento que este sábado 9 de octubre comenzó, con par de partidos que no dejaban espacio ni siquiera para respirar.

Primero, en el Clásico del Río Rojo (Red River Showdown), la eterna rivalidad entre los dos programas más importantes del sur de los Estados Unidos: los Texas Longhorns (#21) vs los Oklahoma Sooners (#6), desde el Cotton Bowl en Dallas, Texas.

Texas anotó en la primera jugada desde la línea de scrimmage.

Los Longhorns llegaron a saltar a una ventaja de 28-7 en el primer cuarto. Ésta llegó al medio tiempo 38-20, aún en favor de los Cuernos Largos.

Todo le salía bien a Texas.

Antes de pasar a la segunda mitad: de manera simultánea, Arkansas (#13) visitaba a Ole Miss (#17) en Oxnard, Mississippi, y se iban al medio tiempo 21-14 en favor de los Rebels. Este partido juntaba a las dos más recientes víctimas del 1-2 de la nación: la semana anterior, Ole Miss cayó 42-21 con Alabama (#1) y Arkansas fue blanqueado 37-0 por Georgia (#2).  

Este partido era algo así como el Rebound Bowl, el tazón del rebote. Y por supuesto, dos rivales acérrimos de la División Oeste del SEC. Pero con ellos regresamos en un rato más.

En el Cotton Bowl, los Sooners banquearon a su estelar QB Spencer Rattler (que en 2021 no ha sido tan estelar) por el novato cuyo nombre los aficionados han coreado desde hace por lo menos dos semanas: Caleb Williams.

Tras intercambiar goles de campo, Texas mantenía la ventaja 41-23 hacia el final del tercer cuarto. Ya completamente al frente de los controles, Williams acercó a los Sooners con una jugada que comenzó en tragedia pero terminó en éxito.

En el cuarto cuarto, y tras la adición de un gol de campo, empezaba lo insano, Texas aún arriba 41-33. Primero, Williams conectó con Marvin Mims en una recepción de antología para empatarlo.

Si ESPN tiene presupuesto para poner cámaras en los pilones, démosles su uso para revisar la tremenda recepción de Mims.

Tras la conversión de dos puntos, juego nuevo, 41-41.

Los Sooners venían de empatar. Los Longhorns necesitaban ALGO. Lo menos que necesitaban era un fumble en el kickoff consecuente al touchdown de Oklahoma, pero eso fue exactamente lo que pasó.

En la primera jugada tras los equipos especiales, OU tomó su primera ventaja del día, en un centro directo a su RB Kennedy Brooks que además incluyó un engaño de pitch al QB Williams.

Oklahoma ya lo ganaba 48-41 con siete minutos en el cuarto cuarto.

Antes de otra cosa, vamos de regreso a Oxnard, Mississippi.

Entrando al cuarto cuarto, los Arkansas Razorbacks y los Ole Miss Rebels también estaban empatados, pero 31-31 en esos lares. El más puro “toma y daca” comenzaba a tomar inercia para un final brutal.

El segundo touchdown del corredor Snoop Conner aventajaba por 7 a los Rebels.

El cuarto touchdown del QB KJ Jefferson empató nuevamente para los Razorbacks.

Ole Miss respondió con el tercer touchdown de Snoop Conner, pero éste fue posible gracias a una espiral hermosa del QB Matt Corral.

Arriba 45-38, sí, Arkansas lo empató una vez más. El segundo por tierra para el QB Jefferson.

Quedaban menos de 2 minutos. Bueno, vámonos a tiempo extra, ¿no? Esto ya es un juegazo.

Pues no, dijo Corral, conectando su cuarto touchdown del día.

52-45 Ole Miss. Ya con 1:07, fue el final, ¿no?

PRIMERO VAMOS DE REGRESO AL COTTON BOWL.

Porque Texas no había metido un touchdown desde la mitad del segundo cuarto. Con 1:23 para el final, el QB Casey Thompson, cuyo papá fue dos veces ganador de este Clásico, pero del lado de Oklahoma, conectó una vez más con el novato Xavier Worthy en las diagonales.

48-48.

VAMOS A OXNARD POR ÚLTIMA VEZ.

Con 1:07, Jefferson necesitaba touchdown para forzar series extras. Los Arkansas Razorbacks lo hicieron.

¿Vimos bien? ¿Sam Pittman, Head Coach de los Razorbacks, va por dos?

Van por dos para ganar.

Ole Miss resiste. Se quedan con la victoria 52-51. Tal vez Pittman nos hizo el favor a todos de no elevar más nuestra presión colectiva.

Y PORQUE HABÍA QUE VER EL FINAL DEL RED RIVER.

Oklahoma tenía la bola con 1:23, tiempo suficiente, teniendo en consideración que un gol de campo lo ganaba. El QB Williams metió a los Sooners en cuatro jugadas a terreno de los Longhorns, y en una más, a terreno cómodo para su pateador, quien ya les había dado una victoria dos semanas atrás frente a West Virginia.

Primero y diez desde la 33 de Texas, 10 segundos en el reloj. La ofensiva de los Sooners solo intentará una jugada más para acercar la patada.

O NO.

Exactamente la misma jugada con la que se fueron arriba 48-41 fue como terminaron de arrancarle el corazón a los Longhorns. Centro directo al RB Brooks, engaño de pitch al QB, y triple trampa al lado derecho de la formación.

Exactamente la misma jugada.

Oklahoma lo ganó 55-48.

Bueeeeeno, ya pasó el mayor drama. No es como que hay un partido entre dos equipos del Top 25 más tarde en la cartelera.

El #3 de la nación, los Iowa Hawkeyes, recibieron al #4, los Penn State Nittany Lions, en un partido prácticamente de eliminación en la Conferencia Big Ten de cara a los playoffs.

Y a pesar del hostil ambiente en Iowa City, los Nittany Lions saltaron a la ventaja 17-3 temprano en el segundo cuarto.

Penn State solo marcaría un gol de campo por el resto del encuentro, en gran parte porque su QB titular, Sean Clifford, salió lesionado en dicho periodo. Para el medio tiempo, el mariscal de campo ya estaba desequipado, y eso fue algo que los Hawkeyes, una de las mejores defensivas de la nación, aprovechó.

De por sí ya habían logrado 2 intercepciones sobre Clifford pero se anotaron un par más con el QB sustituto, Taquan Roberson. Por tierra, la muralla de Iowa fue tan sólida, que el líder corredor de los Nittany Lions fue el propio Clifford, con 36 yardas en 3 acarreos antes de salir lesionado.

17-10, 20-10, 20-13, 20-16. No podían privar a Gus Johnson, uno de los narradores más exuberantes de los Estados Unidos, de gritar su touchdown para la voltereta.

No defraudó.

Penn State sólo estaba abajo 23-20, pero con la manera en que estaba jugando su ofensiva, se sentían como tres posesiones. Hablando de tres posesiones, así fueron las últimas de los Nittany Lions: 8 jugadas, 30 yardas, no convirtieron en 4to down; 4 jugadas, 0 yardas, intercepción de Iowa; 4 jugadas, 3 yardas, no convirtieron en 4to down.

Iowa tenía tanta confianza en su defensiva que después de la intercepción, aún quedaban poco más de dos minutos, y los Hawkeyes SE HINCARON para no arriesgar un fumble. Despejaron y acorralaron a los Nittany Lions, que después lograron esa serie de 3 yardas.

A pesar de ser el #3 de la nación, los Hawkeyes están en alturas poco conocidas. Vencer al #4 en casa fue digno de celebrar en la cancha para los aficionados de Iowa.

Mientras el regreso de Iowa:

El #10 BYU perdió en casa contra los Boise State Broncos, que forzaron 4 fumbles para frenar en seco a los Cougars e imponerse 26-17.

El #19 Wake Forest logró conservar el invicto en series extras tras imponerse 40-37 contra Syracuse. Los Demon Deacons son el último equipo invicto de la Conferencia ACC y es su primer inicio con 6 ganados y 0 perdidos desde 1944.

Y la cartelera nocturna no cedió para el ritmo cardíaco.

El más importante merece su propio espacio. Texas A&M destronó del #1 al Alabama Crimson Tide por segunda ocasión en 9 años.

Al mismo tiempo que caía el imbatible Alabama:

El #9 Michigan perdía 29-26 en el cuarto cuarto contra los Nebraska Cornhuskers, y necesitaron de un fumble de la defensiva para vencer 32-29 después de un gol de campo dentro de los últimos dos minutos.

El #14 Notre Dame perdía 29-21 frente a los Virginia Tech Hokies, pero una vez más, el veterano QB Jack Coan (que había sido banqueado en el transcurso del partido) logró la victoria viniendo de atrás para los Fighting Irish, primero con un touchdown para empatarlo y luego poniendo la mesa para el gol de campo del gane.

Qué tal la conversión de 2 puntos para empatar:

Y por su puesto, Texas A&M:

Todos estos siete partidos involucraban equipos del Top 25. Los siete se definieron por una posesión. Oklahoma contra Texas,  Wake Forest contra Syracuse y Texas A&M contra Alabama se definieron por anotaciones en la última jugada. Arkansas contra Ole Miss, por una conversión fallida.

Éste es el caos en su máxima expresión. Esta cualidad impredecible que tiene la NCAA en su fútbol americano. La jornada sabatina estuvo tan loca, que hasta en la División 1-AA (FCS), nueve equipos de su Top 25, incluyendo 2 de los tres mejores, sucumbieron.

Que venga el desenlace, que vengan las siguientes seis semanas de temporada regular del College Football.

Y exhalen.

RESULTADOS COMPLETOS JORNADA 6 TOP 25

  1. Alabama 38-41 Texas A&M
  2. Georgia 34-10 Auburn (18)
  3. Iowa 23-20 Penn State (4)
  4. Penn State 20-23 Iowa (3)
  5. Cincinnati 52-3 Temple
  6. Oklahoma 55-48 Texas (21)
  7. Ohio State 66-17 Maryland
  8. Oregon (bye)
  9. Michigan 32-29 Nebraska
  10. BYU 17-26 Boise State
  11. Michigan State 31-13 Rutgers
  12. Oklahoma State (bye)
  13. Arkansas 51-52 Ole Miss (17)
  14. Notre Dame 32-29 Virginia Tech
  15. Coastal Carolina 52-20 Arkansas State
  16. Kentucky 42-21 LSU
  17. Ole Miss 52-51 Arkansas (13)
  18. Auburn 10-34 Georgia (2)
  19. Wake Forest 40-37 Syracuse
  20. Florida 42-0 Vanderbilt
  21. Texas 48-55 Oklahoma (6)
  22. Arizona State 28-10 Stanford
  23. North Carolina State (bye)
  24. SMU 31-24 Navy
  25. San Diego State 31-7 New Mexico

TOP 25 SEMANA 7 AP

  1. Georgia
  2. Iowa
  3. Cincinnati
  4. Oklahoma
  5. Alabama
  6. Ohio State
  7. Penn State
  8. Michigan
  9. Oregon
  10. Michigan State
  11. Kentucky
  12. Oklahoma State
  13. Ole Miss
  14. Notre Dame
  15. Coastal Carolina
  16. Wake Forest
  17. Arkansas
  18. Arizona State
  19. BYU
  20. Florida
  21. Texas A&M
  22. North Carolina State
  23. SMU
  24. San Diego State
  25. Texas

Categories: NCAA

Tagged as: ,

Deja un comentario